El PSOE insiste en llevar a primera línea de debate la lucha contra la despoblación

El PSOE insiste en llevar a primera línea de debate la lucha contra la despoblación

El Grupo Socialista reclama un informe de incidencia demográfica capaz de orientar los presupuestos anuales

ÁLVARO GÓMEZValladolid

El Grupo Socialista de Castilla y León ha presentado 14 medidas por la lucha contra la despoblación, un problema “de presente y futuro” y que afecta a “aspectos clave para la sostenibilidad de nuestra autonomía, como la financiación autonómica y la recaudación de impuestos”. Virginia Barcones, vicesecretaria general del partido en la región, ha indicado que es necesario llevar la despoblación a primera línea del debate político debido a que Castilla y León es “claramente una comunidad más amenazada que cualquier otra”.

Los socialistas piden la elaboración de un mapa de aquellas zonas con prioridad demográfica en los próximos tres meses, además de identificar “de manera diferenciada” en los Presupuestos las medidas contra la despoblación.

También exigen la elaboración de un informe de ejecución presupuestaria para cada actuación y de su incidencia demográfica que permita guiar la dotación presupuestaria del año siguiente, incrementando aquellas asignaciones “que demuestren mayor acción positiva para el mantenimiento y atracción de población”.

Desde el PSOE, ha señalado Barcones, consideran necesario pedir al Gobierno de España y a la Unión Europea que se promueva que la asignación de fondos comunitarios tenga en cuenta criterios demográficos y que la gestión de esos fondos sea compartida con las entidades locales “para garantizar sus objetivos de convergencia y cohesión territorial y evitar procesos de centralización intra-autonómicos”.

Barcones se ha lamentado por una serie de datos del INE que indican queentre el año 2010 y el 2015 se han ido de la Comunidad una media de 104 personas al día, y ha denunciado los “graves” desequilibrios demográficos estructurales y territoriales, pues el 64’7% de los que emigraron tenían entre 18 y 44 años. Además, es una “regresión demográfica”, pues, según el INE, en 2030 casi la mitad de la población superará los 55 años.

 

Fotos

Vídeos