«Los camareros deben ser portadores de felicidad»

Jorge Dávila, junto a Sonia Andrino, durante su ponencia.
Jorge Dávila, junto a Sonia Andrino, durante su ponencia. / Fran Jiménez

Jorge Dávila analiza en el IV Encuentro Gastronómico de Valladolid el trabajo en las salas de los restaurantes y aboga por una adaptación al cliente como receta de éxito

SILVIA G. ROJO

El primer plato del IV Encuentro de Gastronomía de Valladolid, organizado por El Norte de Castilla bajo el paraguas de Degusta Castilla y León, lo ha cocinado el director de los restaurantes Álbora y A’Barra, Jorge Dávila, ambos con una estrella Michelín y ubicados en Madrid.

Fotos

Su ponencia ha versado sobre ‘La revolución en la sala. Trabajar por su recuperación’, por lo que su primera frase ha sido: «Soy camarero a muchísima honra», informa Degusta Castilla y León. Ha reconocido en primer lugar que después de 25 de años de carrera, «me ha tocado vivir la evolución en las formas y en los modos clásicos», y es que a nadie se le escapa que «éramos un país clásico y, hoy por hoy, si no somos la primera potencia mundial, somos de las más grandes».

Fotos

Vídeos