Los primeros recién nacidos de Castilla y León

La primera vallisoletana del nuevo año se llama Aura. /ICAL
La primera vallisoletana del nuevo año se llama Aura. / ICAL

La más madrugadora ha sido la vallisoletana Aura Antón Celestino, llegando al mundo a las 1.24 horas en el Hospital Clínico Universitario

El Norte
EL NORTEValladolid

La pequeña vallisoletana Aura Antón Celestino, se ha convertido en la más madrugadora de Castilla y León, llegando al mundo a la 1.24 horas. Nació en el Hospital Clínico Universitario con un peso de 3,070 kilos. Según explicaron los padres a Ical la niña se adelantó ya que su parto estaba previsto para el 4 de enero. Eso provocó que los padres vivieran « una Nochevieja diferente» y un comienzo de año como nunca lo hubieran imaginado.

La primera noche de la recién nacida fue un «poco rara» ya que al poco de nacer los facultativos llevaron a la recién nacida a la incubadora, porque, como detalla su madre «nació muy rápido y no dio tiempo a que los pulmones se maduraran».

Minutos después, a la 1.30 horas, en el Complejo Asistencial de León llegaba al mundo, Uriel Martínez Martínez, con un peso de 2,930 kilos. Sus padres Laura y Daniel, explicaron a Ical que el parto resultó algo «durillo» porque la madre dilataba lo suficiente y tuvieron que «hacer kilometros de paseos» para favorecer el proceso. «En apenas 15 minutos di a luz» explicaba Laura.

El pequeño Uriel, con sus padres.
El pequeño Uriel, con sus padres. / ICAL

Otra madrugadora ha sido Daniela Muriano en Salamanca. Su nacimiento no estaba previsto hasta el 4 de enero. Nació en torno a las 2.57 horas en el Hospital Clínico de Salamanca, con un peso de 2,880 kilos.

Daniela, es hija de Teresa y Raúl.
Daniela, es hija de Teresa y Raúl. / ICAL

Pocos minutos después, a las 3.10 horas, nacería en Soria un niño llamado Manuel, en el Hospital Santa Bárbara. Pesó 3,225 kilos. Lorena, la madre del primer bebé soriano, ha explicado a los periodistas que la experiencia ha sido «muy bonita» y que, aunque no quería que fuese el último del año por «el revuelo que se monta», al final han cogido con los brazos abiertos a su primer bebé.

Manuel Llorente, hijo del soriano David y de la Palentina Lorena.
Manuel Llorente, hijo del soriano David y de la Palentina Lorena. / ICAL

A lo largo de la mañana en Zamora llegó al mundo el siguiente recién nacido, Alan, que vio la luz a las 9.40 horas en el Hospital Virgen de la Concha. El pequeño pesó 2,920 kilos.

Algo más se hicieron esperar los primeros retoños abulenses, Daniela y Santiago, dos hermanos mellizos, que vieron la luz en la mañana del 1 de enero, en torno las 11.00 horas en el Hospital de Nuestra Señora de Sonsoles.

El niño pesó 2,900 kilos al nacer y la niña 2,200 kilos, y ambos se encuentran ya en planta, compartiendo cuna, y en buen estado de salud. Según confirmó la familia, el parto se produjo por cesárea un día antes de lo previsto inicialmente, ya que la madre rompió aguas aunque la fecha estimada de antemano era el 2 de enero.

Daniela y Santiago, mellizos, son los primeros bebés abulenses de 2018.
Daniela y Santiago, mellizos, son los primeros bebés abulenses de 2018. / ICAL

Pocos minutos después nacería la burgalesa Tamara Ramos en el Hospital Universitario de Burgos en torno a las 11.12 horas. Hija de David Ramos y Rosana, la pequeña pesó los 3,300 kilos, según confirmaron fuentes sanitarias consultadas por Ical.

Tamara, primera niña nacida en Burgos en 2018.
Tamara, primera niña nacida en Burgos en 2018. / ICAL

Poco menos de una hora, llegaba al mundo la pequeña palentina llamada Emma. Vio la luz en torno a las 11.58 horas en el Complejo Asistencial de la capital palentina, con un peso de 3,770 kilos. Es hija de Carmen García Herrero y de Pablo Conde Polanco.

 Emma, es hija de los palentinos Carmen García Herrero y Pablo Conde Polanco.
Emma, es hija de los palentinos Carmen García Herrero y Pablo Conde Polanco. / ICAL

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos