Los presidentes de Asturias, Castilla y León y Galicia piden una financianción basada en la igualdad

Los presidentes Juan Vicente Herrera, Javier Fernández y Alberto Núñez Feijoó./Eloy Alonso-ICAL
Los presidentes Juan Vicente Herrera, Javier Fernández y Alberto Núñez Feijoó. / Eloy Alonso-ICAL

Javier Fernández, Juan Vicente Herrera y Alberto Núñez Feijoó han firmado hoy en Oviedo una declaración institucional que critica la aplicación del Cupo Vasco

El Norte
EL NORTEValladolid

Los presidentes de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, de Asturias, Javier Fernández, y de Galicia, Alberto Núñez Feijoó reiteraron hoy su apoyo a un modelo de financiación autonómica basado en la igualdad y la solidaridad, con un reparto de los recursos entre los ciudadanos y no por territorios, y rechazaron la propuesta del lehendakari, Iñigo Urkullu, de tomar como referencia el Concierto Económico vasco para la nueva revisión de este sistema porque ampliaría la brecha entre comunidades.

Herrera, Fernández y Feijóo, que firmaron hoy una declaración institucional en Oviedo en la que reivindican la reforma urgente del modelo de financiación pero desde una negociación multilateral y que han criticado también la actualización del Cupo Vasco mientras que no se ha aprobado la nueva financiación, sostuvieron que la propuesta del lehendakari es distinta al planteamiento del Estado de las Autonomías y tiene el encaje en una financiación de naciones y en modelo confederal.

Más información

Tras subrayar que no ha obtenido respuesta a sus «preguntas retóricas» sobre la diferencia entre la financiación por habitante ajustado en las comunidades forales y en las de régimen común y si la revisión del Cupo Vasco acorta o agranda las diferencias, Herrera manifestó que en coherencia con los principios de igualdad y solidaridad que recoge la Constitución una descentralización de la recaudación ampliaría la brecha entre comunidades ricas y pobres.

El presidente de la Junta se refirió, como dice el lehendakari en su propuesta, al 6,24% que aporta el País Vasco al Fondo de Compensación Interterritorial cuando su Producto Nacional Bruto es el 6%, por lo que consideró que ese argumento «no es convincente». Herrera incidió en que a las 24 horas de la aprobación del Concierto y del Cupo se rebajó el impuesto de sucesiones y se preguntó qué empresa se va a instalar en Miranda de Ebro si a unos pocos kilómetros hay mejores condiciones fiscales.

Núñez Feijóo, que afirmó que el País Vasco ha gestionado con más responsabilidad que otras comunidades, argumentó que, desde el punto de vista real y efectivo, si fuera como dice Urkullu, los territorios con rentas más altas aumentarían las mismas y los que las tienen más bajas ampliarían la brecha. «El Estado de las Autonomías se basa en la financiación de los ciudadanos, no dividir entre 17 territorios, sino entre 48 millones de españoles», aseveró.

Tampoco Javier Fernández consideró «extrapolable» el concierto vasco, que como sus dos socios recordó que se encuentra en la Constitución, y apeló al argumento de la renta entre el País Vasco, de 31.800 euros de media por habitante, y la de Extremadura de 16.000.

Para el presidente de la Junta de Castilla y León, la revisión del sistema de financiación «no ha lugar a ocurrencias e improvisaciones», ni tampoco al momento electoral en Cataluña, donde enmarcó la agencia tributaria propia planteada por el socialista Miquel Iceta.

El presidente gallego incidió en que la financiación autonómica no es una cuestión de números, sino de que todos los ciudadanos tengan garantizados sus servicios para que no haya una «España de primera y otra de segunda», si bien reconoció que las elecciones en Cataluña van a «interferir» en la negociación y estimó que no sería responsable que los partidos pudieran llegar a un acuerdo en el Congreso en contra de la opinión de los presidentes autonómicos, argumentó al que se sumó el presidente asturiano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos