El presidente de La Rioja ensalza el «espíritu emprendedor» de Carlos Moro

Carlos Moro (centro), con el presidente de La Rioja, José Ignacio Ceniceros (drcha.), y otros representantes del Ejecutivo riojano.
Carlos Moro (centro), con el presidente de La Rioja, José Ignacio Ceniceros (drcha.), y otros representantes del Ejecutivo riojano.

José Ignacio Ceniceros alaba la apuesta del bodeguero vallisoletano para «crear vino de primer nivel» dentro de la denominación riojana

El presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, destacó ayer la «seria apuesta por los vinos de calidad» que ha realizado el empresario Carlos Moro con la creación de una bodega que lleva su nombre en San Vicente de la Sonsierra, cuyo objetivo es «crear vino de primer nivel dentro de la DOCa Rioja», defendió Ceniceros.

El máximo mandatario riojano realizó estas declaraciones tras visitar la bodega, que considera «ejemplo de una cultura vinícola que apuesta por la calidad y la excelencia». «Esta bodega representa una gran alianza entre la tradición de Rioja y el espíritu emprendedor de Carlos Moro, un hombre apasionado por el vino que ha apostado por la innovación como estrategia de competitividad», declaró.

Asimismo, el presidente del Ejecutivo riojano recordó que esta bodega forma parte de la Fundación Riojana para la Innovación y agradeció a Carlos Moro su apuesta por La Rioja, «por traer actividad, empleo y turismo a esta tierra».

Además, destacó que tan solo tres años después de la creación de la bodega, Carlos Moro ya ha planteado un nuevo plan de inversiones para ampliar la bodega con un nuevo edificio destinado a sala de barricas y sala de crianza de botellas, y una zona social con vistas a San Vicente y Sierra Cantabria.

Creador de trabajo

Bodega Carlos Moro, fundada en 2014 y que ofrece actividades de enoturismo desde 2016, ha creado cuatro puestos de trabajo fijos, más de diez eventuales y veinticinco indirectos en sus tres primeros años de actividad.

Pertenece a Bodegas Familiares Matarromera, que está presente en seis denominaciones de origen españolas y es un referente en la inversión en I+D+i aplicada al vino, dado que posee numerosos proyectos y diferentes patentes englobadas en numerosas líneas de investigación, entre las que se encuentran la trazabilidad, los vinos sin alcohol y el desarrollo de cosméticos funcionales de alta gama o de complementos beneficiosos para la salud, entre otras.

Carlos Moro, presidente de Bodegas Familiares Matarromera, recibió el Premio Nacional de Innovación 2016, convocado por el Ministerio de Economía y Competitividad.

Fotos

Vídeos