La preocupación por la sequía centra el debate del presupuesto de Agricultura

La consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos (izquierda), durante su comparecencia ante la Comisión de Economía y Hacienda de las Cortes para explicar el Proyecto de Ley de Presupuestos de la comunidad para 2018 en lo referente a su departamento./EFE
La consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos (izquierda), durante su comparecencia ante la Comisión de Economía y Hacienda de las Cortes para explicar el Proyecto de Ley de Presupuestos de la comunidad para 2018 en lo referente a su departamento. / EFE

Milagros Marcos ha señalado que en 2016 el sector agrario alcanzó una producción superior a los 5.500 millones de euros y un crecimiento del 13,5% con respecto al ejercicio anterior

EL NORTEVALLADOLID

La preocupación de la consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, y de la oposición parlamentaria por la sequía ha centrado hoy el debate en las Cortes de Castilla y León del presupuesto agrario de la Junta para 2018.

La consejera de Agricultura y Ganadería ha reconocido, en la Comisión de Economía y Hacienda, que el sector agrario no tendrá en 2017 unos resultados como los del 2016 y serán peores debido a la "prolongada e intensa sequía" que ha mermado la producción y ha acaparado, según ha dicho, los esfuerzos de su departamento para paliar los perjuicios a los agricultores.

En la presentación del proyecto de presupuestos de su departamento para 2018, Milagros Marcos, ha señalado que en 2016 el sector agrario tuvo un comportamiento "positivo en términos generales" y contribuyó a la mejora de la economía de la comunidad, con una producción superior a los 5.500 millones de euros y un crecimiento del 13,5% con respecto al ejercicio anterior.

Sin embargo, ha reconocido que "estos resultados no los vamos a tener en este ejercicio (el de 2017)" debido a "una prolongada e intensa sequía" agravada por las altas temperaturas, las heladas tardías y "fortísimas granizadas".

Ha apuntado que esto ha conllevado "una clara afección productiva en la agricultura", aunque ha subrayado que en la ganadería "la situación es más equilibrada" y "con tendencias económicas positivas en vacuno y porcino".

Ha hecho la consejera este análisis del comportamiento actual del sector agropecuario al presentar las grandes cifras del proyecto de presupuestos para su departamento en 2018 que se elevan a 1.400,5 millones de euros, aunque la cuantía de la Política Agrícola Común (PAC) llega a los 924,4 millones.

Con todo, el presupuesto propio de la Consejería asciende a 476,1 millones, lo que supone un crecimiento del 8,8% y el de mayor incremento entre todas las consejerías.

El 90% del presupuesto global de la Consejería se transferirá directamente al sector 81.262,9 millones) y el otro 10% servirá esencialmente para la gestión de ayudas e inversiones, por lo que la consejera ha resaltado que 9 de cada 10 euros irán directamente a los más de 80.000 agricultores y ganaderos, a la industria agroalimentaria y al desarrollo rural.

La consejera ha destacado que más del 35% de la renta agraria de Castilla y León procede de apoyos públicos, como las ayudas de la PAC y las subvenciones al desarrollo rural para la agricultura sostenible, a lo que en este ocasión hay que sumar el Plan Especial contra Adversidades Climatológicas.

Antes de considerar que las ayudas contra la sequía son "suficientes", ha anunciado que se desarrollarán actuaciones contra las inclemencias meteorológicas como la mejora del aprovechamiento del agua en los nuevos proyectos de regadío, por lo que en esta materia el presupuesto crece un 26% hasta los 84,3 millones, incluidas iniciativas para estar preparados antes tormentas o granizo, con treinta obras nuevas.

La oposición en las Cortes de Castilla y León ha apreciado "incertidumbre" en el proyecto de presupuestos de agricultura y ganadería de la Junta para 2018 debido a la ejecución no llevada a cabo en 2017 y a los perjuicios derivados de la sequía.

El Grupo Socialista, Podemos y la UPL han coincidido en que se tienen que articular más medidas que sirvan para paliar los perjuicios causados a la agricultores por la sequía, y Mariano Santos, de la UPL, ha lamentado la "insuficiencia" en los presupuestos pasados para regadíos y ha indicado que "teníamos que haber estado preparados para una situación con la que nos hemos encontrado".

"Si en años anteriores se hubieran hecho bien las cuentas probablemente ahora no tendríamos que estar hablando de las consecuencias nefastas de una situación como la sequía", ha advertido Luis Mariano Santos.

La parlamentaria de Podemos Natalia del Barrio ha puesto en entredicho que los presupuestos de agricultura y ganadería lleguen a un alto grado de ejecución y ha asegurado que las inversiones ejecutadas de los de 2017 en este departamento en investigación y desarrollo apenas llegan al 6%, aunque en el Instituto Tecnológico Agrario ha llegado al 50%.

El socialista Juan Luis Cepa, que ha considerado como "dramática" la situación del campo de Castilla y León como consecuencia de la sequía, ha afirmado que el proyecto de presupuesto "no atiende" las necesidades de los agricultores y ha advertido que las partidas importantes para regadíos se "posponen" al 2021.

Después de mostrarse satisfecho por el reconocimiento por parte de la consejera de los daños causados por la sequía, que han abocado a una disminución de la producción agraria en unos 1.500 millones, el portavoz socialista ha lamentado que la subida de las inversiones en infraestructuras se deben a que no se han ejecutado en los dos ejercicios anteriores.

David Castaño, de Ciudadanos, ha reconocido que 2017 es "muy difícil" y "horrible" para el campo de Castilla y León por "una sequía muy importante", pero ha advertido de que la oposición no puede quedarse "en el rodillo de la queja".

Fotos

Vídeos