http://static.elnortedecastilla.es/www/menu/img/premiosdelcampo-desktop.jpg

Castilla y León

Premios del Campo

El Norte premia a los mejores del campo en 2017

Entrega de los IV Premios del Campo de El Norte de Castilla en la Feria de Muestras de Valladolid. / Ramón Gómez

Emiliano Revilla, Bodegas Protos, las responsables de la Quesería Cynara, María Ferrero, Eduardo Gómez y Nicolás Serna fueron reconocidos junto a las legumbres, elegidas como mejor alimento

J. A. Pardal
J. A. PARDALValladolid

El Norte de Castilla ha hecho entrega de los IV Premios del Campo en una emotiva gala en la que se han reivindicado tanto la juventud como la cada vez más intensa pujanza de las mujeres en las explotaciones agrícolas y ganaderas. Junto a estos dos valores se ha demostrado, un año más, que el duro trabajo de toda una vida deja, echando la vista atrás, un rastro memorable que no puede más que levantar halagos.

El diario decano de la prensa española, relacionado desde sus inicios con el campo como no podía ser de otra forma en una comunidad como la castellana y leonesa, ha reconocido a Emiliano Revilla con el Premio Miguel Delibes al Desarrollo Rural y ha otorgado el Premio Especial a Bodegas Protos por sus noventa años. Igualmente, ha galardonado a las responsables de la quesería Cynara con el Premio Mujer Emprendedora, a María Ferrero con el Premio Juventud y a Eduardo Gómez, agricultor que sufrió un accidente hace unos meses, con una mención especial. Así mismo, las legumbres han sido reconocidas como el mejor alimento en estos galardones organizados por El Norte de Castilla y patrocinados por la Junta de Castilla y León, EspañaDuero, New Holland, Calidad Pascual y Agroinnova.

«El diario homenajea hoy a su compañero más fiel durante sus 163 años de vida»

«El diario homenajea hoy a su compañero más fiel durante sus 163 años de vida» Ángel de las Heras, director general de El Norte de Castilla

Los premiados, sus acompañantes y los representantes de las instituciones y las empresas de la región abarrotaron el Auditorio de la Feria de Valladolid. El director general de El Norte de Castilla, Ángel de las Heras, fue el encargado de darles la bienvenida en un discurso en el que no dudó en aseverar que el diario homenajeaba a su «compañero más fiel durante sus 163 años de vida», en referencia al campo y a los productos que de él se extraen. Se trata de un grupo de homenajeados que para él compone «un ‘coupage’ difícil de mejorar en el que se compaginan y complementan perfectamente la tradición y la innovación, de trago largo y con un regusto para el recuerdo».

Todas las galerías de fotos

De las Heras quiso hacer mención especial al trabajo del jurado que ha fallado estos premios y que estuvo «durante varias horas debatiendo, argumentando y defendiendo» cuál de las más de cuarenta candidaturas representaba mejor los valores del campo de Castilla y León. «Viéndoles, uno puede tener la certeza de que no solamente hay futuro, sino un gran banquillo en la actualidad».

Las responsables de la Quesería Cynara, de la localidad salmantina de Hinojosa de Duero, fueron las primeras premiadas en subir a recoger su galardón. María de los Ángeles Bartol Romo, Isabel Bartol Romo y María Isabel Bartol Gómez son las propietarias de la explotación y precisamente esta última fue la encargada de realizar un breve discurso de agradecimiento. «Hemos pasado de ser personas normales y corrientes a ser personas distinguidas, que no distintas», dijo entre las sonrisas del público asistente. En sus palabras resumió con concreción el estado de su empresa a la que el año de sequía «ha afectado a la explotación de ovino», mientras que en la quesería han «vendido todo». «Lo que nos hace diferentes es el alma que ponemos en elaborar nuestro producto y la de cada uno que come nuestro queso y confía en nosotros».

Herrera: «La próxima PAC se centrará en el rejuvenecimiento de la agricultura y la ganadería»

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, analizó en la entrega de los IV Premios del Campo la futura PAC, que se aplicará a partir de 2020, y será «la clave de la existencia de la agricultura y la ganadería». En este proyecto quiso destacar «de lo que se conoce» la necesidad de «enfocar todas las líneas posibles a incentivar el acceso de los jóvenes a esta actividad en el medio rural de Castilla y León», reclamó una PAC más sencilla, «que facilite y no entorpezca» y, por último, quiso poner de relevancia la posibilidad que se abre de que cada gobierno defina cómo utiliza la Política Agrícola Común en función de un plan estratégico, «corrigiendo algunos excesos de centralización desde Europa».

No obstante, Herrera afirmó que «donde llega la calamidad de la naturaleza es imposible que lleguen los remedios de los gobiernos», un momento que aprovechó para reivindicar lo que denominó cultura del seguro agrario, «para no dejar las rentas de los agricultores al albur de que el año sea climatológicamente bueno o malo».

En un escenario de sequía, como en el que nos encontramos, Herrera recordó que en los Presupuestos de la Junta de Castilla y León para el próximo año, «será la Consejería de Agricultura la que más crezca, para dar una respuesta a esta situación», con un especial esfuerzo en las ayudas para la modernización y mejora de las infraestructuras.

También mujer fue la segunda invitada a subir al escenario junto a la presentadora del evento, la redactora jefa de la Sección de Castilla y León de El Norte, Sonia Andrino. La agricultora María Ferrero recibió el Premio Juventud y en su intervención aprovechó para animar a sus congéneres a unirse al trabajo en el campo. «Los avances tecnológicos han conseguido que la fuerza ya no sea imprescindible para trabajar en el campo. La planificación empresarial es la clave y siempre que haya un problema técnico, los profesionales expertos en él serán los que se encarguen.

Esta exestudiante de Informática, que decidió dar un giro radical a su vida y dedicarse a una amplia explotación agrícola en las comarcas de Valladolid y Zamora, aprovechó para reclamar un trabajo «más cercano» de los agricultores y las instituciones

El momento más emocionante

Con la entrada en escena de Eduardo Gómez llegó uno de los momentos cumbres de la gala en lo que a emoción se refiere. El testimonio de este joven agricultor segoviano, que perdió una pierna en un accidente en el campo, tocó el corazón de los más de seiscientos asistentes por su valentía al sobreponerse a la situación y su amplia sonrisa, tanto en el vídeo de presentación que se mostró antes de cada uno de los premios como durante su intervención en la gala.

Gómez se deshizo en agradecimientos a todos los que de alguna manera han participado en su rápida recuperación que ya le permite trabajar en el tractor. Así hizo mención a «Benito», el hombre junto al que se encontraba en el momento del siniestro, al Hospital Clínico de Valladolid o a la Asociación de Amputados, Andade. Igualmente, recordó a su familia «gracias a los que todo ha podido ser posible».

Juan Vicente Herrera y Alejandro Royo-Villanova entregaron el galardón a Emiliano Revilla. A la izquierda, la ministra Isabel García Tejerina con Edmundo Bayón. A la derecha, la periodista de El Norte Sonia Andrino, que presentó la gala. / Fran Jiménez

El Premio al Agricultor Profesional fue para Nicolás Serna, un burgalés dedicado a la patata. «El galardón se lo merecen otros mucho más», arrancó diciendo en su intervención, «pero, ya que me lo han dado a mí y que aquí estoy, aprovecho dar lar gracias a mi familia y a mis hijos, que tienen un gen especial, porque para cultivar patatas hay que tenerlo, con los sustos que dan los precios».

Hilando con esto último, este veterano agricultor quiso reivindicar la calidad de este producto en Castilla y León y un precio más justo para los agricultores, en relación con el que tienen las patatas cuando llegan a la venta en el supermercado.

Las legumbres fueron el alimento que en este año ha sido seleccionado como el mejor. En representación de las siete figuras de calidad de este producto existentes en Castilla y León, tomó la palabra Nicolás Armenteros, director técnico del Consejo Regulador de Legumbres de Calidad. Quiso dedicar el premio «a los setenta valientes que siguen cultivando bajo las cinco indicaciones geográficas protegidas y las dos marcas de garantía». Una producción «muy difícil por la bajada de la producción y la pujanza de los productos extranjeros», resumió.

Isabel García Tejerina: «El mundo solicita la calidad de los productos españoles»

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, fue la encargada de animar a todos los trabajadores y empresarios del campo y lo hizo a través de un discurso ribeteado de datos que invitan al optimismo. «El mundo solicita la calidad de los productos españoles y de Castilla y León», afirmó, apoyando su aseveración con dos cifras muy representativas: «Hoy en día exportamos el 60% más que en 2011, el sector agrario representa un 10% de la economía española, es un pilar fundamental ».

No obstante, animó a todos los presentes a «perseverar y no ser complacientes» y, redundando en las palabras de Juan Vicente Herrera, confirmó que «la continuidad de la PAC no es negociable». «Debemos conseguir una agricultura estable y atractiva y para ello establecemos como máxima prioridad la modernización de las explotaciones a través de la tecnología para que se incorporen a la industria 4.0».

El rejuvenecimiento de las explotaciones no es el único que se quiere acometer sino que se prevé incorporar a 20.000 jóvenes a la actividad en el medio rural, unas medidas que, junto al Plan de promoción de las mujeres en el medio rural, hará que estos dos grupos busquen «cada vez más» su futuro en el campo y en el sector agrario. «En Castilla y León más de 1.500 jóvenes han solicitado ayudas para incorporarse a este trabajo en el marco de la PAC», recordó.

La titular de la cartera de Agricultura felicitó a todos los premiados reconociéndoles su trabajo : «Podéis sentiros orgulloso de vuestro ejemplo».

Las Bodegas Protos recibieron el Premio Especial por sus noventa años, un reconocimiento recogido por su presidente, Edmundo Bayón. El directivo quiso poner de relieve que no se trataba de un premio más sino que recibir este galardón por parte de El Norte de Castilla, «son palabras mayores». «Una entidad con 163 años de historia es consciente de las dificultades que hay que superar para poder prolongarse en el tiempo y seguir siendo referente en el sector. Todo sin olvidar sus raíces y sus principios, que desde siempre han estado ligados al campo castellano y leonés. Estos atributos son los mismos que desde la modestia tratamos de aplicar en Protos desde su fundación en 1927», relató.

Ovación a Revilla

El empresario Emiliano Revilla recibió el Premio Miguel Delibes al desarrollo rural tras toda una vida dedicada al trabajo desde la localidad soriana de Ólvega. Revilla subió al escenario en medio de una gran ovación y arrancó su intervención asegurando, con modestia, no merecer el premio. «Empecé con una bicicleta y 11.000 pesetas. Mi madre y yo éramos los empresarios y los operarios», afirmó. El veterano trabajador dejó una frase para el recuerdo: «Todo lo que he hecho en la vida ha sido con amor, sacrificio y ha salido de la nada; voy a cumplir noventa años y seguiré trabajando así hasta la muerte».

El burgalés, precedido en este reconocimiento por los hermanos Pérez Pascuas, Pedro Ballvé, y Tomás Pascual Gómez-Cuétara, no dudó en animar a los demás galardonados a seguir adelante con sus proyectos y les agradeció su pasión al defenderlos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos