Elecciones catalanas

Los partidos de Castilla y León apelan al diálogo tras el escrutinio

El diputado de Cs por Castilla y León, Francisco Igea (segundo por la derecha), posa con varios apoderados en Barcelona/El Norte
El diputado de Cs por Castilla y León, Francisco Igea (segundo por la derecha), posa con varios apoderados en Barcelona / El Norte

El secretario autonómico del PP augura «días muy complicados» y apela a la unión de los constitucionalistas

M. J. Pascual
M. J. PASCUALValladolid

Todos los líderes de los partidos en Castilla y León reconocieron el jueves por la noche el fracaso electoral de los constitucionalistas ante un resultado que repite, si no ahonda, la brecha entre las dos maneras de entender Cataluña. Y todos, también, apelaron al diálogo como la única solución posible para superar una situación que corre el riesgo de enquistarse durante meses.

El secretario autonómico del Partido Popular, Francisco Vázquez, tuvo palabras de felicitación para el partido que en Castilla y León respalda al Gobierno autonómico de Juan Vicente Herrera, aunque subrayó que «no hay motivos de alegría para los constitucionalistas, al haber conseguido los separatistas la mayoría». Reconoció la debacle «del Partido Popular de Cataluña» pero extendió los malos resultados «también para el futuro social y económico de Cataluña». Vázquez indicó que los próximos días serán «muy complicados para todos» y consideró «más necesario que nunca el bloque de los que creemos en la unidad de España».

Pero para el secretario autonómico del PSOE, Luis Tudanca, que elogió al PSC por «haber dado la batalla por el diálogo hasta el último momento» y felicitó a Ciudadanos por ganar las elecciones, el resultado demuestra de nuevo «la profunda fractura que es necesario reparar mediante el diálogo porque, de lo contrario, arrastrará al conjunto del país».

Luis Fuentes, el líder de Ciudadanos en Castilla y León, que arropó ayer en Barcelona, junto con un grupo de apoderados de la comunidad, a Inés Arrimadas, agradeció sin triunfalismos (a través de su cuenta de Twitter) a «la mayoría social de Cataluña» lo que «parecía imposible y hemos conseguido». Destacó que el voto de Cs «ha sido el de la unión, la convivencia y una Cataluña para todos».

El máximo dirigente de Podemos en Castilla y León, Pablo Fernández, apuntó que fue una noche «para la reflexión y la preocupación» por «la polarización tan brutal de Cataluña, que ha provocado un fracaso político porque se ha demostrado que ni la declaración de independencia ni el artículo 155 dan soluciones y nos han abocado a un callejón sin salida». Para Fernández, el resultado es «francamente decepcionante» y considera que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy «debería valorar si debe dimitir porque el PP no está legitimado para solucionar el problema catalán, se ha convertido en una fuerza irrelevante y casi extraparlamentaria».

El dirigente autonómico de Izquierda Unida-Equo, José Sarrión, incidió en la idea de la polarización y en que «continúa el bloqueo». Como Podemos, subrayó que «la mayoría independentista refleja el fracaso del PP y de la aplicación del artículo 155», aunque entiende que la solución no es «la vía unilateral, que conduce a un callejón sin salida». Pero también ejerció la autocrítica «porque la izquierda no hemos conseguido enarbolar nuestra propuesta de convivencia».

Empresarios

Los empresarios también tildaron de «preocupante» que el independentismo se haya vuelto a imponer. Para Santiago Aparicio, presidente de Cecale, «las empresas no lo tendrán muy favorable para querer quedarse en Cataluña. Muchas de las que se han quedado a expensas de lo que pasara tras las elecciones, se lo plantearán con una mayoría absoluta independentista». Para la abogada Marta del Pozo, que ejerce en Cataluña desde hace un año, «la solución pasa por ceder las dos partes».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos