Más de 900 operarios auxiliaron a los 13.000 asistentes de Músicos en la Naturaleza

Miembros de Protección Civil durante el Festival de Gredos/G.G.V.P.
Miembros de Protección Civil durante el Festival de Gredos / G.G.V.P.

Los grandes eventos culturales requieren la cooperación de mil personas en el dispositivo de seguridad

ÁLVARO GÓMEZ VALLADOLID

Disfrutar de un espectáculo multitudinario al aire libre donde se mezcla la música con unas vistas privilegiadas del patrimonio natural de Castilla y León como hicieron ayer 5.000 personas en Música en la Montaña requiere un dispositivo de seguridad acorde con las circunstancias. En concreto, el operativo sanitario contó con dos unidades medicalizadas, una de soporte vital básico y dos puestos de primeros auxilios, con 14 personas al mando de todos ellos. Por parte de Protección Civil, dos vehículos estuvieron en la zona del evento, además de una tienda multiservicio, donde trabajaron ocho voluntarios. A todos ellos se sumaron también 15 miembros de seguridad privada.

A parte de la seguridad y el control sanitario de emergencia, también estuvieron a disposición del evento una serie de medios de prevención de incendios. Y, para redondear el dispositivo, la Guardia Civil y la Jefatura Provincial de Tráfico habilitaron un millar de plazas de aparcamiento, con doce personas en su gestión.

Un dispositivo medido ante un evento que reúne a miles de personas y que, por ello, requiere la intervención de bastantes profesionales de diferentes sectores. Más aún cuando la cifra se multiplica como hace unas semanas en plena sierra de Gredos, donde más de 13.000 personas disfrutaron de Músicos en la Naturaleza. Más de 900 personas en aquel operativo, «en perfecta coordinación» según Patrimonio Natural, organismo que organiza el evento que este año celebró su duodécima edición. Estas congregaciones tan abarrotadas de gente necesitan operativos que lleven los medios necesarios a los lugares donde se celebran para cubrir la seguridad de los asistentes.

Hoyos del Espino (Ávila) acogió el festival el 8 de julio y su población, normalmente inferior al medio millar, recibió varios medios para socorrer a los miles de asistentes ante cualquier problema de salud. Cuatro ambulancias, una de ellas de soporte vital avanzado; un puesto de socorro; un vehículo de transporte adaptado y tres puestos médicos avanzados fueron los lugares donde trabajaron seis médicos, tres enfermeros, doce técnicos de emergencias y diez socorristas. Además, en cuanto a protección civil, 45 personas, entre ellas varios voluntarios, velaron por la seguridad de los asistentes, contando con una tienda multiservicio y dos vehículos.

A estos medios sanitarios y de protección se unieron otros en materia de prevención de incendios, imprescindibles sobre todo en un escenario repleto de vegetación. Entre ellos, una cuadrilla de mantenimiento, una carroceta de extinción, un técnico de guardia y ocho personas de cuadrilla de extinción. Además, por todo el recinto se repartieron extintores, tanto en el escenario como en las torres de luz y los generadores eléctricos.

En cuanto a la seguridad privada, 52 guardias jurados y 25 auxiliares patrullaron la zona. Un elevado número de dispositivos de seguridad debido al grado de alerta antiterrorista, aunque la organización tuvo como objetivo que «las importantes medidas adoptadas no causasen molestias a los asistentes, salvo las habituales en este tipo de eventos y en el movimiento de tráfico rodado y de accesos del público al recinto». Por si hubiera algún problema en el evento en el que cantaron Sting, Amaral y Nikki Hill, la organización instauró tres salidas de evacuación de ocho metros de longitud cada una y una salida rodada despejada por Hoyos del Espino y Navacepeda.

Y, por supuesto, ante tanta afluencia de gente, fue necesario un plan de organización, en especial para los numerosos autobuses procedentes de León, Salamanca, Cáceres, Plasencia, Bejar, Burgos, Palencia, Valladolid, Segovia, Ávila y Madrid. Por ello, se prohibió la circulación en varias carreteras entre las 8:00 horas del día del evento y las 6:00 horas del domingo siguiente, permitiendo en algunas zonas el paso exclusivo a asistentes al concierto, residentes e industriales. Aun así, en otras zonas se prohibió el paso de cualquier vehículo desde media tarde, a excepción de los de emergencias.

La circulación estuvo señalizada en varios puntos y contó con controladores de aparcamientos que dirigieron el tráfico interior, especialmente al finalizar el evento. También hubo señalización en la zona del parking y varias vallas colocadas en la zona que separaba a los asistentes y los vehículos. Los aparcamientos habilitados fuera de la zona del concierto disponían de una capacidad de 3.548 vehículos, la mayoría de ellos destinados a turismos (3.493). Además, hubo 35 plazas para motocicletas, 20 para buses y medio centenar de caravanas pudieron acceder a él. Como responsables de la seguridad del aparcamiento se establecieron 20 personas en el control y dos grúas.

Estos aparcamientos, al igual que la zona del concierto y los accesos se limpiaron la misma noche tras el concierto, para mantener así en las mejores condiciones el páramo natural donde se celebró. Por ello también se instalaron 50 baños portátiles que, tras su uso durante el evento, pasaron a limpiarse con un camión cisterna con bomba de aspiración para ser trasladados a la depuradora de aguas residuales. Otra medida para mantener limpia la zona fue el establecimiento de contenedores de residuos orgánicos y plásticos tanto en el recinto como en el aparcamiento y la zona de acceso. Estos depósitos fueron después recogidos por el servicio de basuras de la mancomunidad y llevados al vertedero.

Una medida más para reducir la contaminación de la zona fue la entrega de un ‘kit ambiental’ a todos los asistentes a la entrada del recinto, que incluía un vaso y un cenicero reciclable, así como una bolsa de basura. De esta manera y gracias a la colaboración de ECOEMBES, la gente tuvo las herramientas necesarias para deshacerse de los residuos que generasen durante su estancia de una manera limpia y respetando al medioambiente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos