La Junta amplía el plazo para solicitar las ayudas por la sequía

La consejera de Agricultura, Milagros Marcos, junto al presidente de Urcacyl, Gabriel Alonso. :: /N. GALLEGO-EFE
La consejera de Agricultura, Milagros Marcos, junto al presidente de Urcacyl, Gabriel Alonso. :: / N. GALLEGO-EFE

El nuevo plan de cooperativismo agrario incorporará la distribución y la industria

Ana Santiago
ANA SANTIAGO

Hacer el sector más competitivo, más participativo y más inclusivo. A punto de caducar el plan de cooperativismo agrario, que terminará con el año, la Junta impulsa su sustituto con el objetivo de que el modelo «pueda resultar más beneficioso para los agricultores, que les merezca la pena y se organice cada vez más en cooperativas», explicó ayer la consejera de Agricultura yGanadería, Milagros Marcos.

Por ello, después de trabajar en lo que queda de año en la evaluación del todavía vigente plan, la Junta comenzará a recabar opiniones y valoraciones del sector para el futuro proyecto. Y, para ello, «recorreremos toda Castilla y León para recoger propuestas, información y posibles ventajas del cooperativismo para que sea atractivo para el sector, sea más sostenible, razonable y ventajoso», destacó Milagros Marcos. Un recorrido que aprovechará la infraestructura provincial de las comisiones agrarias como marco más adecuado, entre las principales novedades, la de superar el marco de la producción, de la materia prima, y ampliarlo a la distribución y a la industria, que «sea más fuerte y unido para que sea una garantía de comercialización, de claros beneficios, con precios más estables». Marcos trasladó ayer el interés por estas ampliaciones al sector cooperativista de Castilla y León para impulsar el que será el nuevo Plan de Cooperativismo Agrario que se pretende aplicar a partir de principios del próximo 2018 y que busca un «cambio cultural importante para fortalecer los mecanismos de comercialización conjunta para generar mayor valor añadido».

A este respecto, el presidente de la Unión Regional de Cooperativas Agrarias de Castilla y León, Gabriel Alonso, añadió que es «imprescindible incorporar la comercialización a las cooperativas agrarias para fortalecerlas» y que la participación sea lo más alta posible como ya ocurre con los piensos, «que es casi total» y el sector vitivinícola, «con un alto porcentaje».

Alonso explicó que Urcacyl representa el mayor volumen de asociados en el sector, sobre todo profesional no tanto familiar y que en la misma están agrupadas unas 140 cooperativas agroalimentarias.

Cambios en las medidas

La consejera de Agricultura y Ganadería presidió ayer la reunión del Comité de Cooperativismo Agrario de Castilla y León en el que también se abordaron algunas modificaciones en las medidas frente a la sequía y en las ayudas al campo.

Según recordó la consejera, el plan diseñado por su departamento para paliar las consecuencias de la sequía incorporó dos millones de euros en ayudas para el suministro de agua a explotaciones ganaderas en régimen extensivo de aprovechamiento de pastos, unas subvenciones que están dirigidas a la adquisición de equipos móviles de transporte de agua, gasto de energía, construcción de abrevaderos o excavaciones de charcas.

Así, Marcos anunció que su departamento ampliará hasta el próximo día 20 de agosto el plazo para poder solicitar las ayudas a las que pueden acceder las explotaciones ganaderas de Castilla y León en aplicación del paquete de medidas para paliar los efectos de la sequía extrema de esta campaña. El plazo de las llamadas ‘mínimis’, es decir, las autorizadas por la UE por considerar que no afectan a la competencia y a las que la Junta ha destinado dos millones de euros, hubiera finalizado el 31 de julio.

La orden de prórroga de solicitud de estas ayudas concretas se publicará hoy o mañana en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl).

La consejera también explicó otra modificación que ofrecerá la posibilidad de solicitar préstamos de hasta 60.000 euros, con dos años de carencia, bajo la financiación de avales e intereses por parte del Estado y de la Junta de Castilla y León. Respecto a las pólizas, la consejera destacó que el sector de la apicultura quedará fuera de la obligación de tener suscrito un seguro para acceder a las ayudas como los demás porque «debido a la trashumancia, la actividad se traslada a Portugal durante seis meses por lo que costear un año entero no corresponde con la actividad del sector».

Además, según destacó Milagros Marcos, los agricultores que soliciten un préstamo y no estén avalados por la Sociedad Anónima Estatal de Caución Agraria (Saeca) podrán obtener de la Junta la financiación de los intereses.

El presidente de Urcacyl reconoció por su parte que la Administración autonómica «ha hecho un esfuerzo en articular medidas para paliar los perjuicios económicos de la sequía, siempre se desea más, pero son medidas razonables y aseguró que el fomento de los seguros agrarios es necesario, puesto que los episodios de sequía «se volverán a repetir» como ya ha ocurrido en Italia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos