Un nuevo frente de nevadas llega a la comunidad

Un nuevo frente de nevadas llega a la comunidad

Ocho vías siguen cortadas al tráfico y en 28 es preciso usar cadenas, mientras 13.727 alumnos se quedaron sin clase y la nieve causó problemas de movilidad urbana en Ávila, Soria y Segovia

El Norte
EL NORTEValladolid

La situación en las carreteras de Castilla y León mejoró a lo largo del lunes día 8 de enero tras los serios problemas del pasado fin de semana en el sur de la comunidad, con el corte total en las autovías de peaje AP-6, AP-61 y AP-51, que dejó más de 3.500 vehículos atrapados por la nieve. Sin embargo, poco durará la tregua, y la alerta se reactivará por la entrada de un nuevo frente el martes día 9 de enero que dejará nevadas copiosas por toda la comunidad y gélidas temperaturas.

Aún se registran ocho vías cortadas por la nieve, todas ellas de la red secundaria, en Ávila y Salamanca, así como una veintena que requiere el uso de cadenas o neumáticos de invierno y en torno medio centenar en las que es necesario extremar la precaución.

No obstante, la precaución deberá mantenerse en las próximas horas en la comunidad, pues todas las provincias entrarán en alerta amarilla el martes días 9 de enero, de nuevo, por riesgo de nevadas. Los mayores espesores se registrarán en Ávila, Burgos y Salamanca, donde pueden caer hasta diez centímetros entre los 600 y los 1.000 metros, según la información de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Los espesores más bajos están previstos en Valladolid, con dos centímetros, y León y Palencia, con cuatro centímetros.

La alerta amarilla se extenderá por bajas temperaturas en todas las provincias, salvo en Palencia, León y Zamora, con hasta nueve grados bajo cero en Soria. Y es que Castilla y León registró esta madrugada ocho de las diez temperaturas mínimas más bajas de España, con el récord alcanzado en la estación de La Riba de Escalote (Soria), con 14,6 grados bajo cero. El segundo menor valor del país tuvo lugar en Fresno de Cantespino (Segovia), con 14,1 grados bajo cero, seguido de los -12,2 de Arévalo (Ávila) y San Pedro Manrique (Soria).

La situación más complicada se encuentra ahora en la movilidad urbana en ciudades como Ávila, Segovia o Soria, donde las bajas temperaturas han helado la nieve y complican aún más el desarrollo normal de peatones y vehículos. En estas ciudades se recomendó utilizar el transporte público y limitar el máximo el uso del vehículo privado.

Problemas en Ávila, Soria y Segovia

Los efectos de la gran nevada que se prolongó durante 42 horas en Ávila persisten en la ciudad, que amaneció cubierta de blanco, con numerosas calles aún intransitable. Los trabajos del dispositivo del Plan de Nevadas, cuya mesa de crisis se ha reunido a primera hora de la mañana del lunes 8 de enero, se centraron en abrir los accesos a los centros educativos y a los polígonos industriales. El servicio de autobuses urbanos empezó a funcionar con carácter restringido, teniendo los usuarios información actualizada a través de la app del mismo.

Además, un total de 70 trabajadores municipales se afanó en Soria por limpiar la ciudad que el pasado sábado asistió a la primera gran nevada del año con más de 20 centímetros acumulados. Los operarios de la empresa de limpieza, de jardines, del almacén municipal, los bomberos y los agentes de la Policía Local intentaron eliminar el hielo y la nieve acumulada en los colegios y centros de salud, especialmente, según fuentes del Ayuntamiento de Soria.

Por su parte, la ciudad de Segovia siguió el lunes 8 de enero arrastrando graves consecuencias a causa de la histórica nevada del fin de semana con numerosas dificultades en la movilidad de los peatones y los conductores. Por efecto de las bajas temperaturas, las calles fueron auténticas pistas de patinaje y muchos vecinos sufrieron caídas. El concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento, Jesús García, aseguró que la situación la nevada continuada durante casi 40 horas y una brusca bajada de temperaturas, hasta los 7 bajo cero, no se vivía «desde hace 40 años».

13.727 alumnos sin clase

Además, la nieve y hielo acumulados en la calzada de numerosas carreteras de la comunidad dificultó la circulación de los vehículos, especialmente de los autobuses de las rutas escolares. Una situación que ha impedido que, con los datos de la Consejería de Educación correspondientes las 14 horas, un total de 13.727 alumnos no haya asistido a sus clases, lo que supone un 4,11 por ciento del total de matriculados. De ese número, la gran mayoría corresponde a las provincias donde los efectos del temporal han sido mayores como Segovia (10.321), Ávila (1.889 estudiantes) y Salamanca (1.240).

Del total del alumnado ausente en las aulas, 6.140 cursan Infantil y Primaria y el resto, 7.587, Secundaria y Superior. También se quedaron estudiantes sin acudir a sus centros en la provincia de Burgos (98), Valladolid (97) y Soria (82).

Las organizaciones profesionales agrarias denunciaron la situación del medio rural con numerosas localidades aisladas y exigieron una actuación urgente para reestablecer las condiciones de tránsito entre los pueblos y sus servicos básicos. Asimismo, constataron las graves dificultades de los ganaderos en zonas de montaña para alimentar a sus animales, y registraron explotaciones donde no se puedo recoger la leche por el hielo en las calzadas.

Petición de comparecencias

El PSOE, el Grupo Parlamentario Podemos e IU-Equo han solicitado la comparecencia del consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta, Juan Carlos Suárez-Quiñones, para que explique en la comisión del ramo de las Cortes el operativo de coordinación con el Ministerio de Fomento en las autopistas bloqueadas por la nieve con centenares de usuarios afectados.

También, los grupos Socialista y de Ciudadanos han pedido la comparecencia del ministro de Fomento en el Congreso y Senado y el segundo grupo político, además, la del titular de interior, Juan José Zoido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos