Melchor, Gaspar y Baltasar regalan ilusión y el primer temporal del año a Castilla y León

Cabalgata de Burgos. /Ical
Cabalgata de Burgos. / Ical

Sus Majestades han recorrido las principales ciudades de la comunidad cargados de regalos, caramelos, piruletas y acompañados por vistosos séquitos

El Norte
EL NORTEValladolid

Los Reyes Magos de Oriente han recorrido las calles de las principales ciudades de Castilla y León, cargados de caramelos y piruletas, algunas aptas para celíacos, antes de iniciar el reparto de los regalos en cada una de las casas. Sus majestades Melchor, Gaspar y Baltasar abrieron también la puerta a un temporal que ya está dejando un brusco cambio de tiempo, que está dejando las esperadas lluvias y nevadas en gran parte de la Comunidad.

Los vistosos desfiles comenzaron al caer la tarde con la amenaza de lluvia, si bien los organizadores garantizaron en ciudades como Ponferrada o Valladolid su celebración pese a las inclemencias meteorológicos. En Zamora, sin embargo, se suspendió, pero los más pequeños pudieron saludar de cerca a los Magos de Oriente. Fieles a la tradición, llegaron acompañados por sus cortejos reales y sus séquitos, y con sus llamativas carrozas, engalanadas para la ocasión.

Melchor, Gaspar y Baltasar utilizaron, además de los camellos, otros medios de transporte, como en Ávila, donde aterrizaron en avioneta, o en Medina de Rioseco (Valladolid), donde escogieron el barco. Sus majestades, que tienen una apretada agenda este viernes, pues en unas horas deberán entregar los regalos a aquellos que se lo merezcan, completaron de una forma más rápida los recorridos previstos.

Un año más, miles de castellanos y leoneses se echaron a las calles para dar una calurosa bienvenida a la comunidad a los Reyes Magos, quienes a su vez saludaron a sus fieles seguidores, en algunos casos, desde el balcón municipal. El tráfico se vio afectado en el centro de las ciudades, donde además las fuerzas y cuerpos de seguridad redoblaron las medidas para que las cabalgatas transcurrieran con normalidad.

Una docena de carrozas

En Ávila, los Reyes se dejaron ver bajo la lluvia con un amplio séquito formado por algo menos de 500 personas y cerca de una treintena de vehículos, entre ellos cuatro carrozas municipales y las ocho que tomarán parte en el concurso organizado por el Ayuntamiento de la ciudad.

Llegada de los Reyes Magos a Ávila.
Llegada de los Reyes Magos a Ávila. / Ical

En el recorrido habitual, que arrancó en la calle Banderas de Castilla y finalizó en la plaza del Mercado Grande, Melchor, Gaspar y Baltasar repartieron 330.000 caramelos, acompañados de más de 160 figurantes del Ayuntamiento, otro centenar en las carrozas y más de 200 personajes.

Mensaje de Paz

Carrozas, personajes, y universos de luz se dieron cita en Burgos para recibir a Melchor, Gaspar y Baltasar que al finalizar el desfile desde el balcón del teatro Principal se dirigieron a todos los niños para transmitirles su mensaje universal de paz, amor y solidaridad. Los Magos de Oriente llegaron con ilusión y música y escoltados por sus cortejos y comitivas de pajes y cargados de caramelos (sin gluten).

Carroza de la Cabalgata de Burgos.
Carroza de la Cabalgata de Burgos. / Ical

Además, desfilaron duendes, extraños personajes luminosos, animales llegados de lo más recóndito de Oriente y la gran Osa Nanuk, reina de los osos polares, seguida de otros seis plantígrados llegados de del Polo Norte. También participaron unos enigmáticos seres con cometas y escaleras que atrapan la luz de las estrellas rendirán pleitesía al niño recién nacido.

De escolta, los Despeinados

La Cabalgata de los Reyes Magos en Ponferrada disfrutó este año, como principal novedad, de una escolta de honor formada por la asociación de motoristas Los Despeinados, que acompañó a Sus Majestades de Oriente en un recorrido que arrancó en la avenida de Portugal y recorrió las principales calles de la ciudad hasta llegar a la plaza del Ayuntamiento. Allí, tuvo lugar el fin de fiesta con un palco en el que Melchor, Gaspar y Baltasar, acompañados de su particular embajador en la comarca del Bierzo, el Mago Chalupa, escucharon de primera mano los deseos de los más pequeños.

Cabalgata en Ponferrada.
Cabalgata en Ponferrada. / Ical

Por la mañana, sus majestades llevaron la ilusión a los internos de varias de las residencias de ancianos de la ciudad, así como a los pacientes del Hospital del Bierzo y del Hospital de la Reina, a los que honraron con su visita. Durante todo el día, la Comitiva Real se encargó de distribuir más de 2.000 kilogramos de caramelos en las habitaciones de los distintos centros que recorrieron los Reyes Magos por la mañana y entre los niños que asistieron a la Cabalgata de la tarde.

Cabalgata de León.
Cabalgata de León. / Ical

En León, la Cabalgata estuvo formada por seis nuevas carrozas y se repartió más de 250.000 piruletas aptas para celíacos. Además, participaron cinco compañías de animación: Transe Express (Francia), Dulce Compañía (Alemania), Efimer (España), Les Lutins Refractaires (Francia) y Le Caramantran (Francia). El recorrido partió de la explanada de la Delegación Territorial de la Junta y después de recorrer las calles más céntricas de la ciudad concluyó en el Parque de Bomberos.

1.400 kilos de caramelos

Más de 500 personas participaron en la cabalgata de Palencia, entre figurantes, actores de animación y personal de apoyo. Los Reyes Magos recorrieron las calles de la capital en tres carrozas flanqueadas por sus séquitos, la Virgen María, San José y el Niño y uno de los elementos más tradicionales de la Navidad palentina, las ocas de Miguelín.

Asimismo, otras tres carrozas de LED con personajes infantiles integraron este desfile. Para la cabalgata palentina, se prepararon más de 1.400 kilos de caramelos que entregaron los séquitos de los tres reyes. Además, a su llegada a la plaza Mayor, donde finalizó el recorrido, se cantó el tradicional villancico palentino 'Ea'.

Artes escénicas

Este año, la Cabalgata de Reyes en Salamanca se vio afectada por la lluvia, por lo que algunas de las 400 personas que participaron, entre ellos, los niños recibieron chubasqueros. Los tres tronos reales desfilaron acompañados por diversos pajes y ocho carrozas, dos más que el año pasado, que llenaron las calles de magia e ilusión repartiendo más de 4.000 kilos de caramelos.

Además, intervinieron siete actores de la compañía Kamaru Teatro con el espectáculo 'Los exploradores' y otros tantos de la compañía Maracaibo teatro interpretando ‘Al Andalus', que recrearon dos imaginarios cortejos del sol y de la luna, con estética árabe de fantasía. Además, el cortejo estuvo acompañado de dos zancos galácticos, seis caballos de luz, diez medusas, un dragón blanco y un triciclo navideño.

Luz, sonido y pirotecnia

En Segovia, a las 19 horas, los Reyes salieron del Alcázar con un espectáculo de luz, sonido y pirotecnia. Los tres cortejos estuvieron formados por unas 400 personas y en la plaza Mayor se incorporó una gran marioneta de luz de la compañía alemana Dundu. Una de las novedades será la presencia de un interprete del lenguaje de signos en el escenario del Azoguejo. En total, se repartieron 1.500 kilos de caramelos y gominolas sin gluten.

Carrozas y caballos

En Soria, la Cabalgata de Reyes arrancó en el pabellón de Los Pajaritos donde se instaló el punto de encuentro para los participantes. Además, la plaza Mayor volvió a ser el escenario de la tradicional recepción a los niños con los regalos. Desfilaron nueve carrozadas, seis a iniciativa del Ayuntamiento, la del Calaverón, que lleva ya más de 20 años recorriendo la ciudad, otra de la Asociación de Comerciantes de la calle Puertas de Pro y la del Ayuntamiento de Garray y Tierra Quemada con el lema de Numancia 2017. Son más de 200 los personajes que dan colorido a este desfile real en el que participarán también caballos. Se repartieron cerca de 3.000 kilos de caramelos, parte de ellos sin gluten. Este año como novedad ha participado un grupo de animación de calle, 'Willy Wonka', el famoso y peculiar personaje de Charilie y la fábrica de chocolate, creador de productos imposibles, acompañados de dos Oampa Loompa, inseparables y pintorescos ayudantes y un travieso niño goloso.

La más numerosa

Una de las cabalgatas más numerosas se celebró en Valladolid, donde unas 800 personas, entre ellas 150 artistas locales y 400 niños y adultos figurantes, recorrieron las calles de la ciudad con rapidez debido a la lluvia, por lo que gran parte de los caramelos lanzados se quedaron en suelo sin que nadie los recogiera. Además, Baltasar tuvo que protegerse con un paraguas del mal tiempo, que deslució el desfile real que contó con un gran espectáculo de luz, con bombillas led, ocho carrozas, dos trenes, seis pasacalles y los grupos de animación.

Suspensión en Zamora

Los Reyes en Zamora.
Los Reyes en Zamora. / Ical

La lluvia dio al traste con el programa diseñado en Zamora, donde estaba prevista la participación de unas 600 personas en el desfile de los Reyes Magos por las calles y plazas del centro de la capital. El Ayuntamiento cedió el salón de plenos del Consistorio para que sus majestades pudieran ofrecer una recepción a los niños y mayores. Además, fueron recibidos por parte del Equipo de Gobierno municipal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos