La animadora se dirige a los asistentes para conducir una de las actividades durante la fiesta.
La animadora se dirige a los asistentes para conducir una de las actividades durante la fiesta. / Marta Moras

Sabor andino para la fiesta de Reyes en Palencia

  • La comunidad peruana traslada a este día su tradicional celebración navideña para la entrega de regalos a los niños

El ritmo trepidante de las canciones latinas suena a todo volumen, y un grupo de niños de entre apenas dos años y los 12 bailan en una improvisada coreografía, ante la mirada orgullosa de sus padres, abuelos y tíos. Es la fiesta familiar con la que los resuidentes peruanos en Palencia han evocado este viernes la celebración navideña en su país.

Este es el quinto año en que la comunidad peruana, integranda por unas 250 personas, la mayoría jóvenes matrimonios con niños, celebra el encuentro el día de Reyes. En realidad, se trata de adaptar a esta fecha de Reyes la fiesta que en Perú se celebra el día de Navidad, en la que se reúnen las familias y se entregan los regalos a los niños, como explica el presidente de la Asociacón de Peruanos en Palencia, Siro Cayllahua.

Con ella se quiere también transmitir a las nuevas generaciones, ya nacidas en Palencia, las tradiciones del país andino. «La fiesta allí es más divertida, más familiar. Pero este encuentro está muy bien para las niñas, porque les gusta bailar, hay regalos y se lo pasan muy bien», indica Berta Sulluchuo, que vive en Palencia desde el año 2008 y tiene un hijo y dos hijas. Berta se siente ya integrada y afirma que le encanta vivir en Palencia. Aquí han nacido sus dos hijas, de tres y de un año y medio, que se divierten en la fiesta.

Aunque dedicada especialmente a los pequeños, la cita está abierta a los adultos y no es necesario que tengan niños. Es el caso de Marina Uceda, que vive en Palencia desde hace nueve años, y ha asistido a la fiesta acompañada por su marido, que es palentino. Marina recuerda con cierta nostalgia las fiestas de Navidad en su país, acompañada de la familia y en la que cada uno recoge los regalos que se han depositado junta al árbol, según explica.

Del espectáculo infantil se encarga Zulema Show, una animadora también peruana, que intercala entre los bailes juegos y actividades en los que participan los pequeños. «Igualito como lo hacemos allí. Es para bailar, cantar, conversar...», remarca Siro Cayllahua, que ya convive en Palencia con la tercera generación de su familia, una nieta, todavía bebé, y tambien su hijo pequeño, de cinco años, es palentino.

En la fiesta no falta el aspecto gastronómico, con una merienda en la que los asistentes degustaron un chocolate con el toque peruano de canela y clavo, panetones, y no podía faltar el roscón de Reyes.

Luego llega el momento más esperado por los niños, la entrega de juguetes, consistentes en pelotas, peluches, muñecos y otros regalos en función de la edad de los asistentes.

La asociación organiza actividades y comidas durante el año para recaudar fondos con los que adquirir los juguetes y financiar la fiesta, que se celebra en el local cedido por el grupo Scout de San Antonio, señala el presidente.