fotogalería

Gaspar conversa con una niña en el teatro Sarabia. . / César Ceinos

Un recorrido real por montañas, cerros y valles palentinos

  • Los Reyes Magos reparten ilusión por todos los rincones de la provincia

La provincia de Palencia ha vivido la ilusión d ela noche de Reyes la ilusión en todos los puntos cardinales, de norte a sur y de este a oeste. Los Magos, que a algunos pueblos llegaron en tren (como a Venta de Baños a bordo de La Verraco), recorrieron en espectaculares carrozas multitud de rincones de la provincia, repartiendo saludos, caramelos y juguetes para regocijo de los niños, pero también de las personas mayores, ya que visitaron residencias. En su recorrido se pararon también a adorar al Niño en los belenes instalados en las plazas de los pueblos, y descendieron de sus carrozas a saludar a los vecinos.

galería de fotos

  • Los Reyes Magos llegan a Baltanás

  • Cabalgata de Reyes en Guardo

En Aguilar de Campoo, llegaron acompañados de un gran séquito formado por cinco carrozas y casi 200 participantes que contribuyeron a dar gran vistosidad, colorido a su llegada y que no faltara nada durante el recorrido.

Como viene siendo habitual en la localidad, la entrada de Sus Majestades viene anunciada por los patinadores de Ruedas Locas y custodiada por numerosos pajes y también ángeles.

A las carrozas de los Magos se les sumó la de la Virgen con el Niño y San José, cerrando la procesión el camello cargado de regalos. Antes de dirigirse al centro del pueblo, todo el séquito se desplazó hasta las residencias de mayores para llevarles sus regalos. No faltó tampoco el chocolate preparado por las Amas de Casa, que se repartió entre todos los asistentes.

En Carrión de los Condes, la niebla y el frío no frenaron la ilusión de los carrioneses que salieron a la calle a ver la cabalgata de los Reyes Magos. Sus Majestades, junto a sus pajes, lanzaron golosinas y caramelos a los niños durante la cabalgata, que estuvo animada por la música de la agrupación Santa María del Camino y un grupo de zancos. Tras el recorrido por las calles de Carrión, Melchor, Gaspar y Baltasar entregaron los primeros regalos a los niños en el Teatro Sarabia.

Los Reyes Magos llegaron también a las localidades del norte de la provincia y de la Montaña Palentina entre un gran frío, pero la ilusión de los más pequeños y de los mayores hicieron que las calles se llenasen de gente esperando la llegada de sus Majestades de Oriente.

El primer lugar fue el municipio de Santibáñez de la Peña, donde los Magos recorrieron todos los pueblos del municipio para terminar el recorrido en una gran fiesta que se celebró en Santibáñez y que contó con la escolta de la Guardia Civil, que veló por la seguridad en todo el recorrido.

En cada pueblo, sus Majestades disfrutaron de diversos detalles de bienvenida, como chocolate, gominolas o refrescos en sus paradas. En cada parada escucharon los últimos deseos de los más pequeños.

Seguidamente llegaron a Guardo, donde el recorrido comenzó en la Iglesia Santa Bárbara. Una cabalgata que contó con la colaboración del club de entibadores y de las dos cofradías penitenciales de Guardo.

Los Magos repartieron ilusión, caramelos y saludos entre los más pequeños y los más mayores, a los que también escucharon sus deseos en la carpa de la Plaza de la Constitución, después de un recorrido por las calles más céntricas de la localidad. La cabalgata contó con la presencia de una nueva carroza, un castillo, el de Herodes, que se unió a las ya tradicionales: la de los elfos, el buzón, el árbol de navidad y la carroza Real.

A la misma hora llegaron a Velilla del Río Carrión, donde el recorrido comenzó en el Poblado de Terminor para bajar hacia el centro de la localidad. Al llegar a la zona del hotel, los niños recibieron una antorcha que portaron para alumbrar el recorrido a los magos, que viajaron en una carroza acompañados por la Patrulla Canina. Al llegar al polideportivo Mara Santos, los más pequeños recibieron un detalle para que la espera se hiciera más corta y todos pudieron disfrutar de un chocolate caliente y un roscón para quitar el frío.

En el Cerrato, Sus Majestades de Oriente fueron los protagonistas en la tarde de ayer en Baltanás, donde numerosos niños esperaron impacientes su llegada. Continuando con la iniciativa del año pasado, la Cabalgata de Reyes se celebró en la Plaza de España, con gran asistencia de público. En un primer momento, los participantes desfilaron desde el Parque de La Carolina hasta la Plaza de España, siguiendo a la calesa en la que acudía montada la Sagrada Familia. Durante unas horas, la Plaza acogió un Belén viviente, con gran implicación de los vecinos. El Castillo de Herodes, los pastores, las lavanderas, los tenderos y el Portal de Belén fueron algunas de las escenas representadas, engalanadas perfectamente para la ocasión. El frío no impidió que los vecinos esperaran impacientes la llegada de los Reyes Magos, que en esta ocasión lo hicieron montados en una vistosa carroza.

Sus Majestades de Oriente continuaron con su visita a los mayores de la Residencia de Ancianos La Milagrosa.

Como colofón de una noche mágica, los baltanasiegos disfrutaron de una chocolatada y roscón de Reyes para endulzar un momento tan especial.