El Norte de Castilla

Un alumno de 12 años del Alonso Berruguete será el 'obispillo' de Palencia el día 28

El obispillo, Darío Sina, acompañado por Jesús Escudero, Alfonso Polanco y Carmen Fernández.
El obispillo, Darío Sina, acompañado por Jesús Escudero, Alfonso Polanco y Carmen Fernández. / EL NORTE
  • Darío Sina de la Fuente, integrante de la escolanía Niños de Coro, recorrerá las calles de la ciudad a caballo

Los canónigos de hace siete siglos, que tenían gran poder y notoriedad social, se desprendían un día al año (el 28 de diciembre) de sus privilegios y se los cedían a los niños, mientras que los religiosos se ocupaban esa jornada de los oficios de menor rango de la catedral. Se buscaba así un doble objetivo: que los niños tuvieran un protagonismo especial en esas fiestas, y que el clero se impregnara de humildad durante un día al año. Sobre esa tradición, la fiesta del 'obispillo' se recuperó en Palencia en el año 2009 con dos vertientes bien distintas: la religiosa y la civil.

La escolanía Niños de Coro ha sido la encargada todos los años, junto a su director, Jesús Escudero, de renovar esta tradición, que siempre comienza en la catedral palentina con la investidura del báculo y la mitra al 'obispillo', un papel que este año protagonizará el niño Darío Sina de la Fuente, un estudiante de primero de la ESO del instituto Alonso Berruguete, a quien el alcalde ha definido este viernes como «deportista, amante de la música, extrovertido, amigo de sus amigos, muy buen estudiante y muy buena persona».

La celebración del 'obispillo' comenzará a las 18:00 horas del día 28 en la catedral. Desde allí partirá Darío Sina de la Fuente en un caballo blanco, acompañado por los niños de la escolanía, que irán repartiendo mandarinas, y por un grupo de burritos, en un recorrido hasta la Plaza Mayor. El 'obispillo' trasladará al alcalde sus peticiones para la ciudad y luego cantarán villancicos ante el portal del belén. Entre esas peticiones, Darío Sina, del Club de Atletismo Puentecillas, destacó «un campo de rugby para que los atletas no tengan que compartir las instalaciones del Campo de la Juventud; que los niños de la escolanía Niños de Coro participen en actividades de la ciudad; un parque multiaventuras en la capital palentina, y que el comedor social cuente con un presupuesto para salir adelante».

El alcalde de Palencia, Alfonso Polanco, y la concejala de Cultura, Carmen Fernández Caballero, que acompañaban este viernes a Darío Sina y a Jesús Escudero en la presentación de la fiesta, hicieron especial hincapié en la importancia que tiene este acto, «una tradición que cuenta en Palencia cada vez con más adeptos y que atrae no solo a los palentinos, sino también a la gente de fuera».

El alcalde destacó que la participación de la escolanía Niños de Coro en actividades de la ciudad «es más un ofrecimiento que una petición» y aseguró que «está hecho». Con respecto al campo de rugby, señaló que «tenemos que estudiarlo», al tiempo que aseguró que el proyecto del parque multiaventuras «está dentro del presupuesto del programa EDUSI y estamos trabajando en dónde se va a ubicar». En cuanto al comedor social, Polanco agregó que «hay que evaluar cuantas personas lo utilizan y ver qué plan de futuro tiene», e indicó que «si quienes lo gestionan tienen que plantear al Ayuntamiento qué apoyo concreto necesitan».

Finalmente, Jesús Escudero animó a los palentinos a celebrar un año más la tradición de San Nicolás, «que la han destrozado Papá Noel y Santa Claus». «Me gustaría que el Ayuntamiento les declarase personas non gratas, porque nos están colonizando", añadió jocoso Jesús Escudero, que señaló que la celebración del 'obispillo' «no es un golpe de estado al obispo» y que en países como Holanda, Bélgica o Alemania se sigue celebrando la llegada de San Nicolás para traer regalos a los niños.