El milagro del Duero

La tempranillo, el clima, el suelo, la altitud, la mano del viticultor y el buen hacer del bodeguero logran vinos excepcionales en la Ribera

Nieves Caballero
NIEVES CABALLERO

La Ribera del Duero produce vinos singulares, con mucha personalidad, potentes y al mismo tiempo elegantes, cuya calidad ha sido reconocida a lo largo y ancho del planeta.

La pregunta es ¿qué factores favorecen a la Ribera del Duero? La variedad de uva, el clima extremo, los suelos, la altitud y la inclinación de las laderas, el cuidado de la viña por parte de los viticultores y el buen hacer de los bodegueros han logrado convertir a la Denominación de Origen en una de las comarcas vitivinícolas más prestigiosas del mundo. Se ha producido el milagro. Los factores se multiplican para ofrecer una gran diversidad enológica, explica Degusta Castilla y León.

Fotos

Vídeos