Las 22 medidas del PSOE para acabar con la «cultura del fuego» en los montes

Intervención de un hidroavión en el incendio de la Sierra de la Cabrera este verano.
Intervención de un hidroavión en el incendio de la Sierra de la Cabrera este verano. / ANA F. BARREDO

El Grupo Socialista llevará a las Cortes una serie de actuaciones para gestionar los incendios forestales

ÁLVARO GÓMEZValladolid

El PSOE de Castilla y León llevará a debate en las Cortes una serie de medidas para poner fin a «la cultura del fuego», que es «una grave amenaza para uno de los mejores patrimonios de la región, como es su patrimonio natural». Más aún en un año «nefasto» como está siendo el 2017, pues a finales de agosto ya habían ardido más de 30.000 hectáreas. Por ello, el PSOE planteará 22 medidas para tratar esta problemática. Entre ellas, la creación de una Ley de Prevención y Extinción de incendios forestales y Reforestación de los terrenos afectados.

Otras medidas legislativas exigidas por los socialistas son el establecimiento de los 30 años para el uso del terreno que ha sido incendiado y evitar así, según dicen, la especulación urbanística, y publicar las Zonas de Actuación Inmediata (ZAIS) y crear los Parques Comarcales de Protección Civil y Salvamento en cada provincia. También piden realizar trámites para considerar como «bombero forestal» a los profesionales que trabajen en estos incendios o normalizar los impresos administrativos de gestión forestal para que sean similares en toda la región y se tramiten de forma digital.

El grueso de las medidas presentadas pretenden profesionalizar el grupo de extinción así como mejorar los derechos de los trabajadores. Destaca la petición a las Cortes de crear un Cuerpo de Agentes Medioambientales con, al menos, 930 agentes que trabajen de forma activa. Los socialistas también promulgan medidas de creación de protocolos de profesionalización del operativo que además solucionen «aspectos como la precariedad en el empleo, sueldos bajos, trabajo e condiciones extremas o trabajos silvícolas durante la jornada laboral en condiciones adversas».

Otra acción destinada a la profesionalización y mejora del operativo es adoptar medidas que mejoren la coordinación entre los diferentes agentes que intervengan en la extinción. Igualmente, consideran necesario que los puestos de vigilancia y las motobombas no estén cerradas por vacaciones en campaña de alto riesgo y piden también renovar el parque de vehículos de extinción que supere los 10 años.

Respecto a los derechos de los trabajadores, exigen aumentar los puestos de empleados públicos y el tiempo de trabajo de los fijos discontinuos a al menos contratos de seis meses. Este personal además tiene que ser elegido en un concurso abierto y permanente según el PSOE.

El resto de medidas aboga por clarificar la causa, por ejemplo con la creación de un Plan contra el terrorismo incendiario o la realización de la investigación por empleados públicos y no por empresas privadas. También se busca la mejora en prevención y extinción, con acciones de concienciación social y educación ambiental, o de reforestación como la retirada de la madera quemada en un plazo de seis meses para evitar plagas e iniciar la reforestación en un máximo de dos años con especies más resistentes.

Por último, las peticiones del PSOE entran también en el área del presupuesto, proponiendo recuperar la inversión que se realizaba en 2009 en materia de prevención y poniendo en marcha el sistema de recuperación de los gastos de extinción.

Fotos

Vídeos