Mañueco defiende un PP ambicioso, reformista y unido ante los comicios de 2019

Mañueco, ayer ante miembros del Comité Ejecutivo Autonómico del PP./
Mañueco, ayer ante miembros del Comité Ejecutivo Autonómico del PP.

El presidente del PP de Castilla y León ha llamado a los miembros de su partido a trabajar para lograr mayorías estables

El Norte
EL NORTEValladolid

Alfonso Fernández Mañueco, presidente del PP en Castilla y León, ha defendido la política de su partido, avalada por la gestión desarrollada, a la vez que ha apostado por una formación ambiciosa, reformista, no conformista y unida ante la cita electoral municipal y autonómica de 2019.

Fernández Mañueco ha intervenido ante un centenar de integrantes del Comité Ejecutivo Autonómico del PP, entre los que se encontraba el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, y ha reivindicado el valor de un partido a la altura del momento actual, ratificando el compromiso con la unidad de España, el crecimiento económico y una política social que llegue a todos.

El presidente del PP de Castilla y León ha apelado al carácter «ambicioso» de su partido, al que ha llamado a trabajar para lograr mayorías estables en los comicios locales y autonómicos de 2019 a través de un proyecto «de centro reformista».

En su intervención de clausura del Comité Ejecutivo Autonómico, Fernández Mañueco ha advertido a los dirigentes de su formación de que los próximos meses «serán decisivos» para afrontar las elecciones y les ha recordado que juntos son «imparables».

Tras garantizar que el PPCyL «estará a la altura de las exigencias y las necesidades de las personas de la Comunidad», se ha comprometido a presentar «el mejor proyecto», con un programa «de presente y de futuro» propio de un partido de centro reformista que asegure «la prosperidad, el crecimiento y la calidad de vida de las personas de Castilla y León».

«El PP gestiona bien el Gobierno de España, la Junta, ayuntamientos y diputaciones», con una política económica «eficaz», con la «solidaridad» que caracteriza la política social del partido y haciendo frente al desafío separatista, ha asegurado el presidente de este partido en Castilla y León.

«La gente reconoce la gestión pero nos exige más», ha manifestado Fernández Mañueco, quien ha alentado a los miembros de su partido a responder a las expectativas.

«En el PP somos reformistas y no conformistas», ha definido el presidente de este partido a su formación en la Comunidad, tras lo que ha asentado la construcción del proyecto de futuro de forma conjunta con los distintos sectores, entre ellos empresarios, autónomos, trabajadores, profesionales liberales, agricultores y ganaderos, jóvenes, investigadores y docentes.

«Desconfiemos de partidos que cambian con frecuencia de opinión», ha expresado Fernández Mañuezo, tras recordar proyectos «como el de Zapatero» que surgían del «marketing».

Ha citado una serie de reuniones con colectivos y asociaciones, que ha anunciado que intensificará en los próximos meses.

Al evaluar las tarea desarrollada por el PP en distintos ámbitos se ha referido al empleo, la apuesta de su partido por más contratos indefinidos y a tiempo completo y por más oportunidades de empleo, en especial para los jóvenes y las personas con más de 55 años.

Al analizar la sanidad pública, ha asegurado que se trata de uno de los mejores sistemas de España y Europa, ha reconocido a los profesionales del sector que han sustentado la calidad en época de crisis y ha destacado el diálogo que mantiene el PP de la Comunidad con los colegios profesionales, sindicatos médicos y asociaciones de salud y pacientes.

«No nos conformamos, queremos seguir mejorando la sanidad junto a los sanitarios», ha subrayado.

Al hablar del sistema público de pensiones, ha destacado que el PP las ha «garantizado y revalorizado» en época de crisis, ente políticas de partidos populistas en otros países.

«Basta ya de engañar a los pensionistas» sobre una cuestión que debe quedar fuera de la lucha partidaria, en opinión de Fernández Mañueco, quien ha citado la «responsabilidad socialista» del líder del PSOE en la Comunidad, Luis Tudanca, quien era diputado nacional cuando José Luis Rodríguez Zapatero decidió la congelación en 2010.

Ha mantenido como señal de «coherencia» de su partido la defensa de la prisión permanente revisable y la Ley de Seguridad Ciudadana y ha destacado que el PP asume el reto de «frenar la despoblación».

Para afrontar este desafío, ha calificado de «necesaria» una estrategia común en España y Europa, con una mejora de la calidad del servicio público en el medio rural, la creación del empleo en él y el apoyo a distinto sectores.

Ha criticado las posturas favorables a suprimir diputaciones y municipios de menos de 5.000 habitantes, y ha abogado por un desarrollo equilibrado entre la ciudad y el mundo rural, para un recepción de servicios de similares características por parte de todos.

«Hay partidos que no creen en Castilla y León y por eso quieren cambiar la ley electoral de España», ha dicho Fernández Mañueco, quien ha señalado que «Podemos y Ciudadanos» se alían para que Castilla y León pierda representación, con la defensa de un cambio en la Ley Electoral que suponga menos diputados para la Comunidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos