Louredo aconseja cuidar los hábitos de vida para evitar el cáncer colorrectal

El doctor Louredo, durante su intervención. /Antonio Quintero
El doctor Louredo, durante su intervención. / Antonio Quintero

El cirujano insiste en que aunque la incidencia es cada vez mayor, también aumentan la curación y las posibilidades de supervivencia

Paloma Aguado Carro
PALOMA AGUADO CARROPalencia

Un cambio en los hábitos de vida, eliminar el alcohol y el tabaco, optar por comida sana y el ejercicio tienen una incidencia directa y estadística en la reducción del cáncer colorrectal. Esta fue la principal recomendación que este jueves trasladó al público el doctor Ángel Louredo, cirujano en el grupo sanitario Recoletas, que participó en una ponencia promovida por las Aulas de la Salud de El Norte de Castilla. Si bien hay factores de riesgo contra los que es difícil luchar, como el envejecimiento o la herencia genética, lo cierto es que los programas de detección precoz y el cambio de hábitos permiten bajar las tasas de incidencia. En definitiva, que, según incidió el doctor Louredo, la noticia mala es que el cáncer colorrectal afecta cada vez a más población desde un punto de vista cuantitativo, mientras que la buena es que los índices de curación y de supervivencia también se incrementan.

«La edad, que es un factor de riesgo, no podemos cambiarla, al igual que ocurre con los factores genéticos y hereditarios. Pero sí que se pueden modificar hábitos, como el consumo de tabaco, alcohol, carnes rojas o llevar una vida sedentaria, que están estrechamente vinculados a la aparición de este tipo de tumores», explicó el cirujano Ángel Louredo, recordando la importancia de cuidar la alimentación y la salud.

Ante el público que se dio cita en el Centro Cultural Provincial (la presidenta de la Asociación Contra el Cáncer, Leonor González, y otros miembros de la asociación, así como algunos asociados, entre otros), Louredo abordó las características de uno de los tumores que más incidencia tiene en el mundo. En concreto, el de colon es tres veces más frecuente que el de recto.

Las probabilidades estadísticas de sufrir un cáncer de colon son del 6%, es el tercer tipo de tumor más frecuente en los varones y el segundo en las mujeres. Además, siete de cada diez casos aparecen en personas mayores de 65 años. En cuanto al origen, en el 75% de los casos no tiene una causa concreta, es decir, que se considera esporádico, mientras que en el 25% de las ocasiones responde a factores genéticos.

En su ponencia, el doctor Louredo detalló el tipo de tumor que aparece en el recto, el ciego, el colon ascendente o el sigmoides, y las características concretas de cada uno. Además, respondió a las preguntas del público sobre el tipo de cirugía, las posibilidades de una intervención por laparoscopia, la colocación de bolsa en el caso del cáncer rectal que habitualmente puede retirarse ya con el paso del tiempo, y los tratamientos oncológicos que se pueden aplicar en cada caso.

Además, hizo especial hincapié en la importancia de someterse a las pruebas de diagnóstico precoz para detectar el tumor en un estadío temprano. El cribaje actual que detecta sangre oculta en las heces resulta un test muy efectivo, junto a las colonoscopias en casos de antecedentes familiares. Además, el doctor incidió en la necesidad y la importancia de apoyar la investigación en España para que los tratamientos y el diagnóstico continúen mejorando con el paso de los años.

La conferencia finalizó con un turno de preguntas, en el que varios asistentes comentaron sus dudas a cerca del desarrollo y el diagnóstico de la enfermedad. Entre aplausos, Louredo finalizó la intervención recordando la importancia de tener buenos hábitos de vida para evitar enfermedades y la necesidad de realizar las pruebas de cribado que facilitan el diagnóstico sufrir diferentes enfermedades.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos