La Junta aprueba nuevas medidas para la igualdad entre hombres y mujeres

Milagros Marcos.
Milagros Marcos. / El Norte

Será un nuevo instrumento de coordinación y planificación estratégica contra la violencia de género

Alfredo Gómez
ALFREDO GÓMEZ

La Junta de Castilla y León apuesta por el compromiso conjunto entre administraciones y sociedad en la construcción de políticas que contribuyan a un cambio social que permita la consecución de una igualdad real y efectiva entre hombres y mujeres. En este sentido, el instrumento de participación integral de referencia y de planificación estratégica que abordará de forma conjunta en Castilla y León las actuaciones y prioridades en materia de igualdad entre hombres y mujeres y en la lucha contra la violencia machista va a ser la ‘Agenda para la Igualdad de Género 2020’, aprobada por el Consejo de Gobierno. Todo ello, con el objetivo de seguir avanzando en la mejora del posicionamiento de la mujer en todos los ámbitos. Con un presupuesto previsto de más de 120 millones de euros hasta 2020, la Agenda ha contado para su elaboración con la participación de los responsables de igualdad de todas las consejerías de la Junta de Castilla y León, con la de la treintena de entidades que componen la Sección de Igualdad de Oportunidades entre hombres y mujeres del Consejo Regional de la Mujer y ha estado disponible en Gobierno Abierto para las aportaciones de otras entidades y de los ciudadanos que lo hayan deseado.

La Agenda contempla cinco principios rectores que guían el desarrollo y orientación de las 194 actuaciones que contempla estructuradas en seis áreas de intervención prioritarias, ente las que destacan el empleo, la participación social o la presencia en el medio rural de la mujer. La aprobación de esta Agenda supone dar cumplimiento a un compromiso asumido por la Junta de Castilla y León en el objetivo de seguir reduciendo las desigualdades existentes entre mujeres y hombres en todos los ámbitos de la sociedad.

Cinco principios

Se establecen cinco principios rectores que dan coherencia y asientan las actuaciones que incluye la Agenda para la Igualdad de Género 2020. El primero y fundamental de estos principios rectores es el del enfoque de género que guía todas sus actuaciones. Implica aplicar la perspectiva de género como marco de interpretación de las actividades que se realicen. La operatividad de este principio supone tener en cuenta que las decisiones que se adopten y las acciones que se emprendan, cuando tienen como destinatarias a las personas, no son neutras, sino que tienen un impacto diferencial en las mujeres y los hombres cuando se parte de situaciones de desigualdad de género.

El segundo principio rector es el de la transversalidad de la perspectiva de género, y supone que el principio de igualdad de mujeres y hombres debe de integrarse en todas las políticas autonómicas, en todos los organismos y a todos los niveles, desde la planificación, ejecución, el seguimiento y la evaluación.

El tercero es el principio de cooperación y corresponsabilidad institucional, ya que la implementación y el desarrollo de los contenidos de la Agenda para la Igualdad de Género 2020 necesitan de la cooperación y corresponsabilidad interinstitucional. La participación colaborativa es un requisito imprescindible para garantizar la responsabilidad compartida de los diferentes agentes que intervienen en la ejecución y evaluación de esta Agenda.

En cuarto lugar se encuentra el principio de participación. La sociedad y sus diferentes componentes, como asociaciones, entidades u organizaciones, deben ser copartícipes del desarrollo de las actuaciones recogidas en esta Agenda, contribuyendo a un cambio social que permita la consecución de la igualdad real y efectiva de mujeres y hombres.

El quinto de los principios rectores es el de transparencia, que supone que la información sobre la ejecución y evaluación de esta Agenda será compartida entre los diferentes agentes implicados.

Fotos

Vídeos