Impecable combinación intergeneracional de Cuatro Rayas

Asistentes a la cata organizada por El Norte de Castilla./RAMÓN GÓMEZ
Asistentes a la cata organizada por El Norte de Castilla. / RAMÓN GÓMEZ

La bodega convenció a los invitados de El Norte con 61, su primer Vermouth verdejo en una clara apuesta por la innovación y la modernidad

ANDREA DÍEZ

Ejemplo de adaptación y transformación la cooperativa Agrícola Castellana, de La Seca (Valladolid), fundada en 1935 ha sabido evolucionar posicionándose como referencia de los vinos blancos españoles. Para cautivar vista, olfato y paladar de los asistentes a la cata organizada por El Norte de Castilla y su canal especializado www.castillayleondevinos.com, en el hotel Palacio de Santa Ana, en Valladolid, los invitados del Club de Catas del Norte se deleitaron con los verdejos más clásicos, como Cuatro Rayas, Cuatro Rayas Viñedos Centenarios y Cuatro Rayas Fermentado en Barrica, su vino añejo 61 Dorado, y descubrieron al recién estrenado el 61 Vermouth. Una impecable combinación de verdejos intergeneracional, de esta bodega de la que salen actualmente 16 millones de botellas cada año y que con el 61 Vermouth dan una vuelta de tuerca y convencen con la introducción de innovadoras fórmulas para conquistar nuevos objetivos en el mercado nacional y extranjero.

Fotos

Los invitados del Club de Catas del Norte comenzaron con el Cuatro Rayas 40 vendimias cosecha 2016 «no saldrá hasta abril de 2018 debido a su elaboración sobre lías», apuntó Elena Martín Oyagüe, directora técnica y enóloga. Un vino que homenajea la labor durante dos décadas de Ángel Calleja a quién ha tomado el relevo en funciones. En boca, un sabor intenso y limpio que en nariz deja un fuerte aroma a los verdejos tradicionales, hinojo, bosque bajo, fruta de hueso todo muy bien armonizado. La cata continuó con el Cuatro Rayas Viñedos Centenarios, un vino cosecha 2017, embotellado hace una semana. Se caracteriza por una recogida nocturna mecanizada de la uva para evitar la oxidación. Se trata de un vino brillante que en nariz llama la atención por su juventud y en el que destacan notas de fruta blanca, tropical y tono cítrico que le da mucha frescura.

En tercer lugar, Cuatro Rayas Fermentado en Barrica de 2015, de color amarillo limón intenso y con notas melocotón, en boca, más graso que los vinos anteriores con madera perfectamente integrada. Para la cuarta y quinta propuesta, le tomó el relevo en la presentación el enólogo Roberto L. Tello, para introducir el vino añejo 61 Dorado, en honor a la primera marca que sacó la cooperativa en torno a los años 50. Elaborado con palomino y verdejo, sin añada y con 15 grados de alcohol. Es vino brillante y en nariz que rompe con el concepto de vino de Rueda. Y para finalizar, en quinto lugar, su principal novedad, el 61 Vermouth. La nueva apuesta de la cooperativa en la que se combina un 50% de fermentado en barrica y 50% de vino joven que alcanza el 15% de alcohol. Al llevarlo a nariz se aprecia una impresión a bosque, tomillo, romero, hinojo, flor de saúco. Los aromas se ven potenciados con un fondo de canela, fresco y que resulta muy agradable. Una apuesta por la innovación que gustó en la primera impresión de los asistentes a la cata y que con un precio asequible de 10 euros sorprendió por su sabor suave y goloso con un toque leve de amargor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos