Esta es la historia de Santa Águeda, una virgen siciliana torturada por despecho

El 5 de febrero, Castilla y León celebra el recuerdo de esta mujer, protectora de las mujeres en general y patrona de las enfermeras

Liliana Martínez Colodrón
LILIANA MARTÍNEZ COLODRÓN
El despecho del procónsul Quintianus'Martirio y tortura de Águeda', obra de Stefano Maria Legnani.

El despecho del procónsul Quintianus

Catania, la segunda ciudad más grande de Sicilia, no era el mejor sitio para que un cristiano fijara su residencia en pleno siglo III. Los romanos perseguían a todos aquellos que rezaran a Jesús en su lucha por frenar el cristianismo. En ese contexto de enfrentamiento, una joven virgen siciliana llamada Águeda de Catania decide entregar su 'honra' a Jesucristo. La joven niña no contaba con que el procónsul Quintianus se iba a encaprichar con ella. La negativa de la joven enfureció al dirigente, que la envió a un lupanar regentado por una tal Afrodisia. Milagrosamente conservó su virginidad, lo que mosqueó aún más al procónsul, que ordenó que la torturaran y le cortaran los senos.

San Pedro interviene'San Pedro curando a Águeda', de Giovanni Lanfranco

San Pedro interviene

En una visión, San Pedro cura a la joven, pero no sirvió de nada porque Quintianus, erre que erre, ordenó seguir torturándola, desoyendo las súplicas de Águeda: «Cruel tirano, ¿no te da vergüenza torturar a una mujer el mismo seno con el que de niño de alimentaste», le dijo; pero el procónsul, carecía de vergüenza y de humanidad, y ordena que la arrojen sobre carbones en rojo vivo y la arrastren por las calles de toda Catania. La muerte pone fin a la agonía de la virgen.

Su primer milagroUna de las representaciones más comunes de la santa.

Su primer milagro

Un años después de su fallecimiento, el volcán Etna entra en erupción. Los habitantes de Catania, temerosos de desaparecer del mapa como Pompeya, rezan a su antigua vecina y esta les escucha, logrando detener la lava a las puertas de la ciudad. Era el año 252 y acababa de nacer una santa.

Devoción y celebraciones populares el 5 de febreroProcesión de Santa Águeda en Cantalapiedra, Salamanca.

Devoción y celebraciones populares el 5 de febrero

En un gran número de localidades de Castilla y León se celebra con gran devoción Santa Águeda. Destacan los festejos de Salamanca, Zamora, Segovia y las zonas de la ribera del Duero. Tradicionalmente ese día 'mandan las mujeres e, incluso, en algunos lugares los ayuntamientos entregan el bastón de mando a una de las águedas elegidas como alcaldesa.

Las mujeres mandan en ZamarramalaRosa María Calaf, Clara Luquero, Teresa Sánchez y las alcaldesas de 2017 en Zamarramala.

Las mujeres mandan en Zamarramala

Una de las celebraciones más conocidas es la de Zamarramala. En esta localidad segoviana se recuerda el valor de las mujeres zamarriegas que ayudaron a conquistar de nuevo el Alcázar de Segovia tomado por los sarracenos. Se celebra el domingo siguiente al 5 de febrero. Durante este día las mujeres son las que mandan en el pueblo. Se entregan los premios 'Matahombres de oro y 'Home bueno e leal'.

Patrona de las enfermeras y protectora ante el cáncer de mamaImagen de Santa Águeda de Pedrosa del Rey.

Patrona de las enfermeras y protectora ante el cáncer de mama

Santa Águeda es la protectora de las mujeres en general, así como de las enfermedades propias de este sexo como los partos difíciles, los problemas de la lactancia o el cáncer de mama. También es la patrona de las enfermeras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos