La fiscal de Violencia de Género insiste al entorno de las víctimas «que no se calle»

Los asistentes al curso asisten a la charla inaugural./R. Jiménez
Los asistentes al curso asisten a la charla inaugural. / R. Jiménez

206 menores recibieron atención psicológica en Castilla y León en 2016 en el programa de la Junta

Susana Escribano
SUSANA ESCRIBANOValladolid

Pilar Martín de Nájera, fiscal de sala contra la Violencia sobre la Mujer, ha insistido en la importancia de no participar en el «silencio cómplice» alrededor de las víctimas de maltrato. «A los familiares, amigos, vecinos, compañeros de trabajo les digo que es importante que la gente no se calle», ha defendido la responsable estatal de la Fiscalía en esta materia, en la inauguración de un curso de formación organizado por la Fiscalía en Castilla y León y la Junta, orientado tanto a fiscales, como a funcionarios de los servicios jurídicos autonómicos, de servicios sociales, asistenciales y educativos.

Martín de Nájera reconoció que los recursos para luchar contra la violencia de género no son suficientes y ha demandado la inmediata constitución de las unidades integrales de valoración de riesgo, que implican el trabajo conjunto de forenses y psicólogos, en los juzgados de guardia, para dar una respuesta con más elementos de juicio que únicamente la valoración policial de riesgo.

La fiscal delegada de Violencia de Género ha estado acompañada por la fiscal jefe del Tribunal Superior (TSJ) de Justicia de Castilla y León, Lourdes Rodríguez, que ha subrayado la utilidad de estos cursos de formación porque son los colectivos que están en primera línea, atendiendo a la mujeres y a los niños, los que pueden detectar los casos de violencia de género.

De las ponencias y mesas de debate se ha podido concluir la necesidad de contar con protocolos claros para detectar los casos y agilizar la atención a las víctimas. También ha suscitado interés los casos de acoso sexual a través de redes sociales, mediante difusiones de vídeos o fotografías de contenido sexual (sexting) o de suplantación de personalidad, por ejemplo. Las fiscales que han abordado este asunto han incidido en la importancia de denunciar y contactar con Policía y Guardia Civil, antes incluso de encarar al posible autor, para garantizar que se recaban las pruebas necesarias y evitar su destrucción.

Por parte de la Junta de Castilla y León, Carlos Raúl de Pablos, gerente de Servicios Sociales, ha asegurado que ha habido avances en el reconocimiento y la atención de los menores como víctimas de violencia de género, aunque ha añadió que es necesario profundizar en ese terreno. De Pablos ha aportado el dato de que de las 900 personas que recibieron asistencia psicológica en los programas autonómicos por violencia machista el año pasado, 206 eran menores.

José Manuel Herrero, secretario general de la consejera de Presidencia, ha agradecido el interés de la Fiscalía en Castilla y León por participar en esta iniciativa que mejora la coordinación, que animó que fuera «lo más práctica posible».

Próximamente habrá cursos similares sobre discapacidad y lucha contra incendios.

Fotos

Vídeos