Las familias y empresas en concurso de acreedores crecen en la comunidad un 13%

Establecimiento cerrado en Palencia por concurso de acreedores en 2016 / Antonio Quintero

En el segundo trimestre del año se han registrado 69 nuevos casos

EL NORTE

Las familias y empresas que se declararon en concurso de acreedores (suspensión de pagos y quiebras) ante la imposibilidad de afrontar sus pagos y deudas aumentaron un 13,1 por ciento en Castilla y León en el segundo trimestre del año en relación al mismo periodo de 2016, hasta alcanzar la cifra de 69, según la Estadística de Procedimiento Concursal del Instituto Nacional de Estadística (INE) publicada este jueves.

En concreto, las familias que se declararon en concurso de acreedores ascendieron a 13, mientras que de los 69 concursos de acreedores registrados en al comunidad 59 fueron de manera voluntaria y diez necesaria.

Castilla y León se encuentra entre las ocho comunidades autónomas donde los concursos de acreedores han crecido, junto a Canarias (+48,1 por ciento), Madrid (+36,2), Castilla-La Mancha (22,7), Aragón (21,7), Cantabria (21,4), País Vacos (15,6), Castilla y León (13,1) y Extremadura (11,8).

En tasa intertrimestral (segundo trimestre del año sobre primer trimestre de 2017), el número de deudores concursados aumentó en la comunidad un 15 por ciento, por encima de la media nacional del 10,5 por ciento. En el primer trimestre de este año se declararon en Castilla y León 60 concurso de acreedores.

De los 69 concursos registrados en el segundo trimestre 13 son personas físicas sin actividad empresarial, seis personas física, ocho sociedades anónimas (SA), 41 sociedades de responsabilidad limitada (SRL) y una de otro tipo.

Según el tipo de actividad económica, de las 56 empresas concursadas en la comunidad 4 pertenecen al sector de la agricultura, ocho a la construcción, doce al comercio al por mayor, una al comercio al por menor de vehículos, tres al transporte y almacenamiento, tres a la hostelería, una al sector inmobiliario y de seguros, siete a actividades profesionales, cinco a actividades administrativas, cuatro al resto de servicios y cuatro están sin clasificar.

Por tramos de asalariados, once empresas concursadas carecían de contratados, trece empresas de 1 a 2; once de 3 a 5; siete empresas de 6 a 9; tres de 10 a 19; cinco de 20 a 49; una de 50 a 99 ; una más de cien asalariados y cuatro sin clasificar.

Asimismo, nueve de las empresas concursadas tenía menos de cuatro años de vida; cinco de entre 5 y 8 años de funcionamiento; nueve de entre 9 y 12 años; otras nueve de entre 13 y 16 años; seis empresas de entre 17 y 19 y 17 tenían más de 20 años de antigüedad, además de que una está sin clasificar.

Fotos

Vídeos