«Turismo presupuestó 140.000 euros de ingresos y estamos ya rozándolos»

Nuria Fernández, junto al ábside de la iglesia de San Esteban. /M. R.
Nuria Fernández, junto al ábside de la iglesia de San Esteban. / M. R.

«Reconciliare ha conseguido dar vida a Cuéllar y que esté presente en todos los foros turísticos, es una puerta que se ha abierto», afirma la concejala Nuria Fernández

MÓNICA RICOSegovia

‘Reconciliare’ acaba de superar su ecuador. Tras más de 100 días con Las Edades del Hombre como principal reclamo turístico en la villa, la concejala de Turismo de Cuéllar, Nuria Fernández, realiza un balance positivo sobre la repercusión que la exposición de arte sacro está teniendo en el municipio.

–¿Qué está suponiendo ‘Reconciliare’ para el turismo en la villa?

–Es evidente que está siendo un revulsivo, principalmente para la zona norte, que es donde se ubican las sedes de Las Edades, pero también se ha conseguido dar vida a Cuéllar y que la localidad esté presente en todos esos foros en los que se habla de turismo. Es una puerta que se ha abierto gracias a Las Edades del Hombre, y es importante para Cuéllar y para cualquiera de las localidades que acoja la muestra.

–¿Se están cumpliendo las expectativas previstas?

–Yo entiendo que sí. Estamos dentro de los baremos de otras localidades y yo creo que las expectativas se pueden cumplir. Evidentemente, siempre queremos más de lo que hay y te imaginas que tu edición va a ser mucho mejor que las demás, que vas a recibir muchos más visitantes… pero podemos estar satisfechos porque las estadísticas de turismo se han disparado. Hemos recibido en tres meses casi el mismo número de visitantes que durante los 365 días del año pasado. Y para Cuéllar eso es muy importante, porque no solo es lo que llega, sino lo que después puede repercutir y generar el boca a boca. Llevamos ya unos 28.000 visitantes, y en todo el año pasado recibimos unos 30.000.

Y sí que podemos decir que cumplimos las expectativas, ya que en Turismo se habían presupuestado unos 140.000 euros de ingresos y estamos a punto de llegar a esa cifra. Entiendo que al hostelero le gustaría tener el restaurante lleno siempre, pero no pueden negar que muchos días están doblando los turnos en las mesas, lo que habitualmente no ocurría en Cuéllar. Sí que es cierto que los meses de mayo y junio son buenos respecto a turismo y en Cuéllar también lo han sido otros años, porque se reciben muchos grupos de colegios, que este año hemos completado con parroquias y asociaciones. En julio siempre baja, e igualmente este año se ha visto reducido debido a la disminución del número de grupos. Ahora Las Edades está sufriendo el cambio de visitante, pasa de grupos a visitas individuales y nosotros en agosto solemos recuperar los datos, así que a partir de ahora yo considero que volverán esos flujos de turistas que hemos tenido en mayo y junio.

–¿En qué consiste la oferta turística habitual de Cuéllar y cómo ha cambiado ligada a Las Edades?

–Hasta ahora la oferta de Cuéllar se centraba en la visita turística teatralizada los fines de semana, principalmente por las mañanas, y visitas guiadas al castillo, junto a la muralla y el Centro de Interpretación del Arte Mudéjar, que se ubicaba en la iglesia de San Martín y cuyo uso hemos cambiado para albergar una de las sedes de ‘Reconciliare’. También abríamos puntualmente las iglesias de San Esteban y La Magdalena. Lo principal del cambio es que hemos reforzado el número de visitas teatralizadas, que ahora se hacen todas las tardes de la semana y se han multiplicado los fines de semana. Con ‘Reconciliare’ nos complementamos y cuando los visitantes concluyen su visita en San Esteban, a tan solo unos metros se sitúa la iglesia de La Magdalena, un punto de información turística desde donde ofrecemos visitas guiadas a toda la ciudad medieval, finalizando en Tenerías. También se ha completado con una visita para niños, dando cabida al turismo familiar, que se realiza los sábados y domingos por la tarde, y la visita teatralizada nocturna que se celebra los viernes por la noche. Abrimos las iglesias, en parte gracias al programa de la Junta, y lo hemos ampliado gracias a la colaboración del Ayuntamiento con la parroquia de Cuéllar; y contamos con una exposición permanente sobre la judería y el mundo judío en La Magdalena, que en las últimas semanas se ha ampliado y mejorado con paneles explicativos.

–¿Cómo está respondiendo el público a esta oferta?, ¿está satisfechas?

–Sí, la respuesta es buena. Hemos arriesgado, por ejemplo, al introducir las visitas teatralizadas todas las tardes, para que el visitante que venga por la mañana a ver Las Edades se quede a comer y vea la representación por la tarde y así garantizar mejores resultados para la hostelería, y está funcionando. Las perspectivas son buenas porque se están llenando las visitas teatralizadas y también los pases guiados, que se desarrollan de forma continuada. Además, las rutas también están saliendo, por lo que se están cumpliendo las expectativas.

–¿Qué impacto económico están dejando Las Edades en Cuéllar?

–Es difícil saber lo que la hostelería o el comercio están ganando, pero la Concejalía de Turismo ha cumplido el presupuesto de recaudación que la Intervención municipal había pensado que podríamos hacer durante todo el año. Y solo hay que ver los bares y restaurantes, doblando turnos y con terrazas llenas. Yo creo que, aunque no podamos cuantificar, sí que podemos decir que el movimiento existe. Además, también se ha creado empleo. Nosotros hemos contratado a casi veinte personas, a los que hay que sumar los negocios que se han abierto de cara a Las Edades y el personal de refuerzo contratado por la hostelería.

–¿Qué expectativas se tienen para el resto de la muestra?

–Yo espero mucha más gente y eso seguro que llega a partir de agosto, que seguro que será un gran mes. Las Edades se sumarán a otras actividades y eventos importantes, como Cuéllar Mudéjar o los encierros, y eso motiva ya la recepción de muchos visitantes. Ya en septiembre y octubre, se retomarán las excursiones y seguro que el número vuelve a ser grande. De hecho, Turismo ya tiene todas las reservas completas para las visitas teatralizadas durante todos los fines de semana del año. Creo que habrá un repunte de personas en los próximos meses y espero que sea similar al de otras ediciones.

–¿Cree que Cuéllar Mudéjar y ‘Reconciliare’ se retroalimentarán?

–Sí, este año comienza el 18 de agosto y estamos ya colocando pendones, acomodando el parque, pensando en los distintos escenarios que se van a recrear en la Huerta del Duque e intentando captar personas que colaboren con el Ayuntamiento y se caractericen durante esos días. Seguro que muchos de los visitantes de Las Edades se acercan al parque, un lugar muy fresquito y que merece la pena. Además, en el castillo las guías de turismo estarán vestidas con atuendos medievales, lo que incentivará la visita a la cita. Y espero que muchos de los que acuden a Cuéllar Mudéjar cada año también aprovechen para visitar ‘Reconciliare’.

–También coincide con las fiestas en Cuéllar, ¿qué servicios turísticos se van a mantener?

–Todos a excepción de Tenerías. Se trata de un espacio que está muy céntrico y podría surgir algún conflicto, por lo que hemos decidido que se cerrará, pero exclusivamente los días de fiesta. El viernes 1 de septiembre volverá a abrir sus puertas.

–¿Que comportamiento cree que tendrá el turismo en 2018, una vez concluyan Las Edades?

–Es muy pronto, pero ya estamos poniéndonos en marcha y creando productos para colegios y familias. Buscamos hacer algo específico para los grupos. Hay público fiel a las propias Edades que se mueve con ellas, pero esperamos que muchos regresen, por ejemplo a conocer las iglesias que ahora son sede de la exposición y en las que en 2018 podrán descubrir otras obras de arte y otra visita.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos