Las Edades del Hombre

Aguilafuente suma su exposición sobre el Sinodal al atractivo cultural de Las Edades

Cuadro de Rafael de Miguel que muestra a Juan Párix y el obispo Arias Dávila.El Norte
Cuadro de Rafael de Miguel que muestra a Juan Párix y el obispo Arias Dávila.El Norte
  • La muestra ahonda en el conocimiento del origen de la imprenta y de los primeros libros

Relojes de pulsera de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

Completa tus looks con complementos urbanos a precios increíbles

Hasta 90%

Homewear para hombre y mujer

Hasta 70%

Marca española en moda pre-mamá

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Diversión para todas las edades!

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección moda técnica para hombre y mujer

Hasta 80%

¡Semillas, macetas, herramientas y mucho más!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas para toda la familia al mejor precio

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección en piel de bolsos y zapatos de diseño

Hasta 70%

Selección de botas, botines y zapatos para mujer

Hasta 70%

Calzado de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

La iglesia de Santa María de Aguilafuente acoge ya la exposición ‘El Sinodal de Aguilafuente y la primera imprenta española’, una iniciativa organizada por el Ayuntamiento en colaboración con la Fundación Las Edades del Hombre y que surge a raíz de la celebración de la muestra de arte sacro en Cuéllar, que busca ser un punto de referencia que complemente la cuellarana a través de la puesta en valor de uno de los acontecimientos más importantes de la historia de España y que se produjo en Castilla y León, como es la publicación del primer libro impreso, el Sinodal de Aguilafuente.

En la localidad, la llegada de la imprenta y esta publicación se viene conmemorando desde el año 2003 los primeros fines de semana de agosto, una iniciativa que ahora se ha decidido potenciar con una exposición en la que se trata de destacar la primera imprenta que hubo en España (la segoviana de Juan Párix), la figura del obispo Juan Arias Dávila y el primer libro, ‘El Sinodal de Aguilafuente’.

Decenas de vecinos y autoridades se dieron cita ayer en el templo para dar la bienvenida a esta exposición, que se podrá disfrutar hasta el mes de noviembre, de forma paralela a ‘Reconciliare’, en Cuéllar y que, convivirá con el culto habitual del templo, para lo que se ha dividido en dos espacios de forma funcional, para que la comunidad siga reuniéndose en el lugar con normalidad, tal y como apuntó el párroco de la localidad, Jesús Torres, que señaló que esta nueva experiencia se vive con alegría e ilusión y que a través de ella «integraremos y celebraremos la historia de nuestra vida».

Para el alcalde de Aguilafuente, Jesús Ballesteros, esta exposición ayuda a difundir la cultura y el patrimonio del municipio, además de ser un atractivo turístico más. Recordó la celebración del sínodo de 1472, del cual surgió el Sinodal y agradeció el trabajo y la colaboración de todos los agentes implicados en su puesta en marcha.

El presidente de la Diputación, Francisco Vázquez, destacó que, en un año cultural de gran importancia para la provincia, como es este, desde el gobierno provincial no se dudó en impulsar esta exposición, que definió como «un hijo menor» de Las Edades, destacando la ilusión puesta en el proyecto y cómo la entidad que preside se sitúa una vez más al lado de la cultura y de los pueblos, además de mostrarse sorprendido por la integración de la exposición en el templo.

Gonzalo Jiménez, secretario general de la Fundación Las Edades del Hombre, recordó cómo en 2011 se dejaron las catedrales y la exposición pasó a lugares más pequeños, pero con una historia y un patrimonio destacables, con el objetivo también de revitalizar la zona de influencia del acontecimiento expositivo, donde se enmarca esta exposición de Aguilafuente, que pretende «recuperar la historia y sus raíces. Forma parte de la identidad de este pueblo» y mostró su deseo de que «la presencia de Las Edades pueda irradiar a otros lugares».

El turno de intervenciones lo cerró Fermín de los Reyes, profesor de la Universidad Complutense de Madrid, por la que también está titulado como Doctor en Filología Hispánica, que ostenta el cargo de comisario de la exposición y a quien todos agradecieron su trabajo y desvelos para conseguir que ésta fuera una realidad. El experto en imprenta, libro antiguo y documentación, comenzó agradeciendo a los agentes implicados su apoyo y apuntó que «el obispo Juan Arias Dávila ha vuelto a Aguilafuente, Juan Párix está con nosotros, la imprenta artesanal sigue funcionando, el Sinodal nos abre sus páginas durante los próximos seis meses», además de señalar que no es casual la ubicación de la exposición, pues esa misma iglesia es la acogió la celebración (hace 545 años) de un sínodo, cuyas actas han pasado a la historia por ser el primer libro impreso en España. Un templo «que hoy nos une en torno a un libro, un ingenio, la imprenta, que introdujo la modernidad» y agradeció a la parroquia las facilidades para el montaje.

De los Reyes también recordó que en Aguilafuente se lleva ya quince años divulgando el acontecimiento histórico de la llegada de la imprenta a España y rememorando y recreando el sínodo convocado por Arias Dávila, «intentando concienciar a nuestros conciudadanos de que la historia, nuestro pasado, es uno de nuestros grandes recursos para mejorar el presente e ir preparando el futuro».

Recordó cómo su estudio sobre las bulas de Cuéllar le llevó a conocer al secretario de la Fundación Las Edades, y el enlace entre estos documentos y la imprenta era evidente. «Tanto como que la iglesia fue la gran protagonista del impulso del nuevo arte maravilloso de escribir». Agradeció a todo el equipo de Las Edades su colaboración y trabajo, pero tampoco olvidó el apoyo de otros tantos, como la Diputación de Segovia, la Fundación Villalar, la Facultad de Ciencias de la Documentación de la Universidad Complutense de Madrid y la imprenta Rabalán, además de la confianza de las entidades y personas prestatarias que han cedido algunas de las obras que ahora se pueden ver en Aguilafuente, sin olvidar al Ayuntamiento y su apuesta por potenciar el patrimonio y la historia de la localidad.

Para De los Reyes «ha sido un trabajo en equipo, duro, pero apasionante» y agradeció a todos los implicados su esfuerzo y dedicación en hacer realidad esta exposición, que se podrá visitar de martes a domingo de 11:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00 horas, además de los lunes festivos. Los grupos y quienes quieran realizar las visitas guiadas deberán concertar una cita a través de los teléfonos 921 572 038 ó 605 842 481.

Recorrido

El propio Fermín de los Reyes fue el encargado de guiar una visita por la muestra, que se inicia con un repaso por el origen de la imprenta y su llegada a Segovia, desde donde se extiende rápidamente al resto de España. La exposición también de la imprenta de Juan Párix y algunas de sus obras, especialmente el Sinodal de Aguilafuente (entre las obras de la muestra se encuentra un facsímil); y de la figura de Juan Arias Dávila, el obispo que impulsó la imprenta, de cuya figura destacan su afición a los libros y su biblioteca.

Este recorrido se realiza a través decenas de paneles informativos con variados contenidos, y varias piezas, como una réplica de una imprenta o diverso material tipográfico. Todas ellas llaman la atención, pero, sin duda, un lugar destacado tienen algunos de los documentos que aparecen en la muestra, como algunos de los más tempranos incunables españoles, tres obras impresas por Juan Párix entre 1473 y 1475 cedidas por la Universidad Complutense, como el ‘Modus confitendi’, un ejemplar, que de los Reyes destacó como único en el mundo.

Otra de las piezas de relevancia es la Bula de Borja, de 1473, prestada por el Cabildo de la Catedral, y que destaca por ser la tercera bula impresa en el mundo. A ella se unen documentos firmados por Arias Dávila o Enrique IV, que pertenecen a los herederos de la familia del obispo, que en la iglesia se mezclan con pinturas de monasterios de finales del siglo XV y de principios del XVI, cedidas por el Museo de Segovia.

También destaca una arqueta-relicario del siglo XV, donada por los Reyes Católicos a fray Juan de Torquemada, además de esculturas, manuscritos, la réplica de un cuadro de Berruguete y un cuadro elaborado expresamente para la ocasión por el pintor Rafael de Miguel en el que aparecen Arias Dávila y Juan Párix.