Tudanca fue sancionado en Burgos por conducir bebido cuando era diputado

El político socialista Luis Tudanca.
El político socialista Luis Tudanca. / Marta Moras

El secretario autonómico del PSOE fue sorprendido en un control en 2008 y dio positivo en la prueba, con una tasa del 0,43 en aire espirado

M. J. PASCUALValladolid

Abonó 315 euros de multa en lugar de 450 por pagar la sanción el 30 de septiembre de 2008, antes del límite de descuento fijado en el parte policial para el 10 de octubre de 2008, y se le quitaron 4 puntos del carné por dar positivo en un control de alcoholemia. El líder autonómico del PSOE, Luis Tudanca, fue pillado el 3 de agosto de 2008 por un control de la Policía Local de Burgos cuando conducía bajo los efectos del alcohol. Hacía cuatro meses que ocupaba escaño como diputado nacional en el Congreso. Efectivamente, en el momento en el que se formalizó la denuncia y hasta 2015, cuando asciende a la secretaría general de los socialistas de Castilla y León, Tudanca, que contaba 28 años, era diputado nacional por la provincia burgalesa, primero en sustitución de Octavio Granado, que renunció a su escaño para volver a ocupar la Secretaría de Estado de la Seguridad Social y después, en las elecciones de 2011, cuando encabezó la lista burgalesa y renovó en el escaño del Congreso.

Según el expediente de infracción al que ha tenido acceso El Norte de Castilla, en el momento en que su vehículo, un turismo Renault-Megane, fue detenido por los agentes locales, se le realizó la prueba de alcoholemia. En las dos veces que se le practicó, el resultado fue el mismo: 0,43 miligramos por litro, una tasa de alcohol en aire respirado 18 centésimas más del límite de los 0,25 miligramos por litro, la tasa máxima aplicable a la población general, no profesional del volante. Sería el equivalente a dos tercios de cerveza, dos copas de vino o dos ‘cubatas’.

A la salida de un ‘párking’

El político socialista, que había asistido a una cena, recogió su vehículo, que había aparcado en el párking de la Plaza Mayor de Burgos y, a la salida, fue sorprendido por el control de alcoholemia de la Policía Local. Después de que las dos pruebas dieran el mismo resultado, los agentes decidieron retirarle el vehículo, que Tudanca recogió al día siguiente.

La conducción con un nivel de alcohol en la sangre superior al permitido puede ser sancionada con una infracción administrativa, como ocurrió en este caso, o tratarse como un delito penal contra la seguridad vial en el tráfico si el conductor diera una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60 miligramos por litro o con una tasa de alcohol en sangre superior a 1,2 gramos por litro. Es lo que ocurrió con Rosa Valdeón en su incidente de tráfico en septiembre de 2016, cuando regresaba a Zamora de un viaje a Madrid.

La procuradora popular, que fue denunciada por el conductor de un camión, que habría rozado en un adelantamiento, dio positivo en las pruebas que se le realizaron, con valores ente 0,77 y 0,72. En estos casos, pasan las actuaciones al juzgado y al conductor se le citará para un juicio rápido. Si el acusado acepta los hechos la condena se le reduce en un tercio, luego la pena mínima en retirada de carné sería de 8 meses y un día. Valdeón, que se vio obligada a dimitir de todos sus cargos en la Junta (consejera de Empleo, vicepresidenta y portavoz), fue juzgada por el TSJ dada su condición de aforada.

Fotos

Vídeos