El fiscal de Medio Ambiente niega que «haya muchos pirómanos» y aboga por un cambio de conductas

VI Ciclo de Justicia del Norte de Castilla en León con la presencia (de izquierda a derecha) del responsable de la Unidad Central Operativa de Medio Ambiente de la Guardia Civil, Víctor Manuel Valero; el Fiscal de Medio Ambiente y Urbanismo, Antonio Vercher; y el director de El Norte de Castilla, Carlos Aganzo. / Ramón Gómez

El VI Ciclo de Justicia del Norte de Castilla aborda en León la investigación policial y judicial de incendios forestales, que ha permitido en la última década duplicar las condenas hasta alcanzar las 180

A. CUBILLASLEÓN

Verano tras verano, el fuego se convierte en el peor enemigo de León. Cientos, miles de hectáreas, en gran parte, de una riqueza medioambiental de incalculable valor, reducidas a cenizas ante la desesperación de sus vecinos.

Galería de fotos

Una preocupación visible este martes en el ‘VI Ciclo de Justicia del Norte de Castilla’ que ha recalado en el Palacio del Conde Luna de la mano del Fiscal de Medio Ambiente y Urbanismo, Antonio Vercher, y el responsable de la Unidad Central Operativa de Medio Ambiente de la Guardia Civil, Víctor Manuel Valero.

Pese a la creencia popular, ambos expertos han coincido en señalar que son pocos los pirómanos los que están detrás de los incendios que, en su mayoría son fruto de una negligencia o descuido del ser humano.

De ahí que Vercher haya remarcado la necesidad de suscitar una modificación en las conductas personales y particulares a la par que se impulsen nuevas estrategias y métodos de investigación que permitan un rápido esclarecimiento de los hechos.

Durante su exposición, Vercher no ocultó su satisfacción porque los casos de corrupción, origen de la Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo, se hayan reducido permitiendo centrarse en aspectos medioambientales como el preocupante, incidió, cambio climático y los incendios, superando en la actualidad las 140 condenas anuales, frente a las 80 que se registraban hace una década.

“No son los ratios que me gustaría pero duplicar las condenas en una década es un paso importante”, señaló Velcher, que recordó tras once años, la Fiscalía ha conseguido alcanzar las 987 condenadas, de las que 400 siguen siendo de urbanismo y ordenación de territorio, con un total de 252 sentencias absolutorios. “Los ratios son buenos”, remarcó Vercher, que recordó que en el 2006 se registraron 300 condenas.

“El número de incendios sigue siendo el mismo cada año, es más, tienden a una tendencia decreciente. Por tanto no es algo que tenga que provocar pánico y si la situación del cambio climático”.

Investigación «compleja e integral»

Una labor en la que es clave el papel que juega la Guardia Civil y que se ha traducido en la creación de una unidad adscrita a la Fiscalía. El responsable del Ucoma ha remarcado las peculiaridades de la investigación medioambiente, de especial complejidad.

No solo, señaló Valero, por el amplio abanico de normativo que implican, sino por factores como el entorno, la contaminación de la escena o la dificultad de establecer la gravedad del incendio, lo que obliga a desarrollar una investigación “integral”.

Investigación en la que resulta clave el Perfil del Incendiario, una novedosa herramienta que, a través de una base de datos, permite dirigir la investigación a un perfil concreto. “Es un referencia y una ayuda fundamental dado que ofrece distintos perfiles de personas según los datos o la casuística”, remarcó Valero.

En cualquier caso y al igual que Velcher, Valero quiso romper con algunos de los mitos y remarcó que en ocasiones la investigación resulta mucho más complejo en incendios con una superficie calcinada más pequeña. “Es necesario determinar la gravedad de la conducta porque los daños no deben justificar nunca una investigación que, por el contrario, deber ir dirigida únicamente a una circunstancia en la que incurra un delito”.

Una ponencia clave para arrojar luz a una materia con muchas luces y sombras, y que ha contado con la participación de los principales representantes del ámbito político y judicial de León y Castilla y León así como alumnos de derecho de la Universidad de León, que, de la mano de expertos de la talla del Fiscal coordinador de Medio Ambiente y guiados por Ana del Ser, presidenta del Audiencia Provincial de León, conocieron al detalle el avance y los próximos retos a los que se enfrenta la investigación de delitos ambientales.

Fotos

Vídeos