El agujero en Lexnet desborda los juzgados de Castilla y León

Casilleros de notificaciones por escrito en el Colegio de Procuradores de Valladolid.
Casilleros de notificaciones por escrito en el Colegio de Procuradores de Valladolid. / Héctor Pérez

El Ministerio da por zanjado el incidente de seguridad del sistema de comunicaciones, pero el Poder Judicial abre una investigación y los operadores piden responsabilidades

M. J. Pascual
M. J. PASCUALValladolid

El Ministerio de Justicia ha dado por zanjado el incidente de seguridad detectado el pasado jueves en la plataforma informática que permite a abogados y procuradores realizar sus notificaciones electrónicas a los juzgados, pero no los operadores judiciales. El parón forzoso decretado por el ministro Rafael Catalá para taponar el fallo de Lexnet durante todo el fin de semana previo a las vacaciones judiciales ha ocasionado una avalancha de demandas y comunicaciones, en el último día hábil del curso, que ha inundado los juzgados de Castilla y León y superado a los bufetes. Ha sido la gota que ha colmado la paciencia de los trabajadores del sector judicial, muy descontentos con el funcionamiento del sistema desde que se implantó obligatoriamente en enero de 2016.

Según indicó el decano de los jueces de Valladolid, Ignacio Segoviano, el agujero en la seguridad «como tal, a nosotros no nos ha afectado, que sepamos, pero como el sistema ha estado parado desde el pasado viernes hasta este lunes, y probablemente como consecuencia de dicho fallo, los abogados no han podido presentar las demandas, lo que ha ocurrido hoy (por ayer) masivamente y coincide con el último día hábil para hacerlo hasta septiembre».

Tampoco en las fiscalías de la comunidad, donde han comenzado a implantarse el sistema de comunicaciones, parece haber afectado el agujero en la seguridad, según indicó la fiscal superior de Castilla y León, Lourdes Rodríguez Rey. Lexnet ya funcionó el lunes, en algunos momentos pico, a trancas y barrancas, aunque no se llegó a colapsar, confirmaron desde el Colegio de Abogados de Valladolid (Icava), que ya se ha sumado a la solicitud del Consejo General de la Abogacía Española en la que exige al Ministerio de Justicia «una completa información» sobre el fallo de seguridad y «sobre la suspensión de este servicio desde las 16:30 del viernes 28 a las 20:25 horas del domingo 30 de julio. Los abogados reclaman que se adopten «las medidas pertinentes para garantizar la seguridad del servicio y que se depuren responsabilidades». También pide explicaciones el sindicato Sisej de letrados de la Administración de Justicia (antiguos secretarios judiciales), que denuncia la «mala gestión tecnológica» por parte del Ministerio.

El único controlador de la plataforma es el Ministerio, con lo que la auditoría ordenada por el CGPJ depende de los datos que le ofrezca el Gobierno

Los abogados critican, al igual que los procuradores, que la parada no haya sido planificada y «avisada con la preceptiva antelación, de conformidad con el punto 2 del artículo 12 de Real Decreto 1065/2015 que regula el sistema». Por ello, solicitan que ningún ciudadano vea afectados sus derechos por el tiempo de inactividad de la plataforma, en relación al cumplimiento de los plazos de presentación de recursos, apelaciones y otras acciones judiciales. Cuando el viernes se suspendió el servicio sin previo aviso, la Abogacía advirtió a Catalá «de los perjuicios que este paro causaría a los profesionales de la Abogacía y a los ciudadanos, ante la cantidad de asuntos pendientes en los últimos días de julio, y exigió el restablecimiento de Lexnet en el menor plazo posible y con todas las garantías».

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), a través del Centro de Documentación Judicial, investiga si la quiebra de seguridad del sistema ha vulnerado la protección de datos personales. Pero el único controlador de Lexnet es el Ministerio y tendrá que trabajar con sus datos.

Digitalización

Lexnet es una plataforma de intercambio de información y documentos para que los operadores judiciales puedan comunicarse con los juzgados. Pueden mandar demandas, sentencias, notificaciones judiciales, así como pruebas de los casos en los que son parte.

Desde enero de 2016 es obligatorio este sistema porque el Ministerio de Justicia pretende digitalizar gran parte de los servicios de la Administración de Justicia, dentro de lo que denomina objetivo ‘papel cero’. Se trata de eliminar papel (cosa que no ha conseguido sino que se mantiene en paralelo) y de que la Justicia funcione las 24 horas al día los siete días de la semana.

El acceso a LexNet solo es para los operadores jurídicos, no para el público en general. A través de los colegios profesionales, se les facilita una identidad única para que puedan acceder. Solo con estas credenciales y las de otros empleados de la Administración judicial se puede entrar en el portal y acceder a un árbol con las carpetas de archivos.

El letrado José Muelas avisó del fallo de seguridad al Ministerio, el pasado jueves 27 de julio. Comprobó que cualquier usuario judicial podía entrar en otros perfiles y cuentas solo cambiando el número de la ID de la barra de direcciones por el de otro. La primera hipótesis, a falta de las explicaciones del Ministerio, es que la última actualización de Lexnet realizada recientemente pudo dejar una puerta abierta y originó el incidente.

Fotos

Vídeos