El Norte de Castilla

Ciclo de la Justicia
La fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal, lee la Memoria 2016 ante el presidente del Tribunal Supremo y del CGPJ en la ceremonia de apertura del año judicial.
La fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal, lee la Memoria 2016 ante el presidente del Tribunal Supremo y del CGPJ en la ceremonia de apertura del año judicial. / EFE

La comunidad lidera la estadística de delitos laborales en España

  • La Memoria de la Fiscalía General del Estado 2016 revela el cambio de tendencia y contabiliza un incremento de los accidentes mortales y graves en el trabajo

Los accidentes laborales en España han vuelto a cifras de antes de la crisis, y es la Fiscalía General del Estado, a través de su memoria anual, la que corrobora lo que ella misma denomina «un cambio de tendencia». En 2015 se contabilizaron más muertes y más accidentes graves que en 2014 y Castilla y León es la comunidad autónoma que está en cabeza en el número de infracciones laborales que llegan a la Fiscalía. Casi siempre, de la mano de la Inspección de Trabajo cuando se trata de accidentes mortales o muy graves, o en aquellos en los que se paraliza la actividad empresarial. Del total de 879 expedientes remitidos al fiscal, 259 corresponden a Castilla y León: más que en Andalucía (154), Madrid (148), y la Comunidad Valenciana (145), las más infractoras, según las actas de la Inspección de Trabajo.

La Unidad de Siniestralidad Laboral expresa su preocupación por el aumento en el número de muertos en España «como consecuencia de producirse delitos de siniestralidad laboral». Se ha pasado de 454 víctimas mortales a 500 en el pasado año, «con lo que se vuelve a cifras de 2011, después de una caída en los años intermedios». Ocurre lo mismo con los delitos con lesiones graves, 3.358 frente a los 3.234 del año anterior.

Sector servicios

Es en el sector servicios donde más accidentes mortales se han producido en los últimos dos años. Muchos de ellos «enmascarados» como accidentes de tráfico, pues se producen «in itinere». Le sigue la industria, el sector agrario (el único en que han bajado) y la construcción. «Estas cifras indican un repunte tanto del número total de accidentes laborales mortales como de la incidencia de los mismos en la población afiliada a la Seguridad Social». La Fiscalía explica este incremento paulatino pero sostenido «en la mejor marcha de la economía nacional, aunque ello no esconde la necesidad de incrementar las medidas de seguridad que lo frenen».