El Norte de Castilla
Ciclo de la Justicia
Interior del archivo de los juzgados vallisoletanos.
Interior del archivo de los juzgados vallisoletanos. / Ramón Gómez

Los juzgados de la región arrastran del año pasado, sin resolver, 97.704 casos

  • La estadística de Castilla y León en 2015 sigue siendo mejor que la media nacional y se mantiene por debajo, aunque el atasco estructural persiste y se agrava con la transición al 'papel cero'

El número de asuntos ingresados en los juzgados y tribunales de Castilla y León en 2015 fue de 388.579, lo que supone una disminución del 1,3 % respecto al año anterior, según el informe 'Situación de los órganos judiciales en el año 2015' que la sección de estadística del Consejo General del Poder Judicial ha hecho público hoy. Es cierto que las cifras en Castilla y León son mejores que la media en el resto de España, tanto en asuntos que entran como en el número de casos resueltos, pero el atasco estructural persiste, agravado por la transición al 'papel cero' que tienen que hacer los funcionarios judiciales y que será así durante meses, mientras coexistan los dos sistemas, el tradicional y las notificaciones digitales.

157 litigios por cada mil habitantes

El informe estadístico del CGPJ revela también que en 2015, se resolvieron un total de 394.559 asuntos y que, a final de año, quedaban en trámite 97.704, lo que representa una reducción del 1,7 % respecto a los que estaban en esa situación al inicio del periodo estudiado.

En 2015, la tasa de litigiosidad en el conjunto de España fue de 179,7 asuntos por cada mil habitantes. Castilla y Léon registró una tasa de litigiosidad inferior a la media nacional con 157,2 asuntos.