Las ayudas al alquiler de vivienda, reforzadas con catorce millones de euros

Íñigo De la Serna y Juan Carlos Suárez-Quiñones se saludan durante la firma del convenio.
Íñigo De la Serna y Juan Carlos Suárez-Quiñones se saludan durante la firma del convenio. / El Norte

El ministro de Fomento y el consejero de Fomento y Medio Ambiente han firmado la ampliación de un convenio que también destina 7,3 millones a la rehabilitación de edificios

EL NORTE

El Plan Estatal de Vivienda reforzará en Castilla y León, comunidad a la que se destinan 24,3 millones de euros, principalmente el alquiler de viviendas, con una dotación de 14,7 millones, y la rehabilitación de edificios, con 7,3 millones.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, y el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, han suscrito hoy en Madrid el convenio de colaboración para la prórroga hasta el 31 de de diciembre de 2017 el Plan Estatal de Fomento del alquiler de viviendas, rehabilitación edificatoria y la regeneración urbana para el periodo 2013-2016.

El convenio, según la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, mejora la financiación del Estado, pasando de los 13 millones previstos inicialmente en este Plan a los 18,7 millones materializados en el acuerdo de prórroga.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente aportará a la política de vivienda los 5,6 millones restantes, hasta llegar a la disposición de los 24,3 millones.

La parte más sustancial del Plan, unos 14,7 millones, se destina a la política de vivienda social en Castilla y León, en el que la prioridad es el alquiler, para lo que la Junta ya publicó en el mes de mayo pasado la correspondiente convocatoria, en la que se otorga prioridad a los colectivos más vulnerables.

El programa de rehabilitación edificatoria, destinado a comunidades y propietarios de edificios, se lleva 7,3 millones de euros, para el que también se convocó en mayo pasado la convocatoria.

Unas cantidad menores se destinan al programa de fomento de la regeneración y renovación urbana, en concreto 2,2 millones de euros, y finalmente 62.350 euros al apoyo a la implantación del informe de evaluación de edificio.

El ministro de Fomento ha detallado tras la firma del acuerdo, en declaraciones a los periodistas, que las ayudas al alquiler beneficiarán a unas 11.000 familias y las ayudas a la rehabilitación edificatoria incidirán en unas 8.600 viviendas de la Comunidad.

De la Serna ha destacado el esfuerzo del Gobierno en una materia en la que apenas tiene competencias y ha valorado el esfuerzo de Castilla y León, una «comunidad que está hacienda muy bien los deberes» en cuanto al cumplimiento del plan, cofinanciación, y agilidad en las tramitaciones.

Ha anticipado que a partir del 2018 habrá un nuevo plan de vivienda que regirá hasta el 2021, con un incremento de los programas para los que más lo necesitan, los más vulnerables, para mayores, con un programa específico para jóvenes, y una mejor adaptación a la nueva realidad socioeconómica actual.

Por su parte, el titular de Fomento de Castilla y León ha recordado la aportación «muy importante» de la comunidad al plan para 2017, con 5,6 millones, y ha incidido en que todos los que han pedido una ayuda al alquiler y cumplido con los requisitos de renta han accedido a esas ayudas de hasta 600 euros.

Suárez-Quiñones ha agradecido la implicación del ministro y ha valorado lo que supone este plan para Castilla y León, una comunidad que necesita esas partidas para dar respuesta a las familias que más lo requieren.

Fotos

Vídeos