Castilla y León solicitará a Bruselas adelantar el pago de la PAC a agosto

Juan Vicente Herrera y Milagros Marcos posan con los dirigentes de las organizaciones agrarias antes de la reunión de trabajo que mantuvieron en la sede de la Junta.. / EFE

La Junta, con ayuda del Ministerio, activa un plan financiero para ayudar a 40.000 profesionales del campo

SUSANA ESCRIBANOValladolid

2017 es ya un año «catastrófico» en el campo, que empeora a medida que las cosechadoras meten el ‘peine’ de siega en el cereal, y el presidente de la Junta, JuanVicente Herrera, abordó ayer con representantes de las organizaciones agrarias un plan financiero especial para facilitar a 40.000 profesionales del campo ahorro en gastos de impuestos y tasas y liquidez para afrontar la falta de ingresos por su actividad y poder sembrar para la próxima campaña, atender al ganado y devolver los préstamos que tengan suscritos para el funcionamiento de sus explotaciones. El Plan Financiero contra las Adversidades Climatológicas 2017-2022 tendrá un respaldo presupuestario de 145 millones de euros que aportarán la Junta y el Gobierno central, pero la previsión es que movilice ahorros y liquidez por valor de 1.900. «El año es muy malo y requiere medidas excepcionales», justificó tras el encuentro la consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos. La responsable de las políticas agrarias autonómicas avanzó que el Consejo de Gobierno de la Junta aprobará ese mes un Decreto de Sequía para articular ese conjunto de medidas que pondrá en circulación (en el caso de que la receptividad por agricultores y ganaderos sea máxima) hasta 1.900 millones de euros.

El plan contempla el cobro por adelantado, en agosto, del 80% de la PAC (en lugar de en noviembre y el 50%), lo que supone 720 millones de euros; la reducción de hasta un tercio en los módulos del IRPF por valor de 38,1 millones de euros; el aplazamiento durante un año de las cuotas de la Seguridad Social, otros 200 millones; la exención de las tasas de regadío, por valor de 8 millones de euros; la exención de las tasas agropecuarias autonómicas, que suman otros 2 millones de euros; el acercamiento de agua a los pastos de la ganadería extensiva, con 2 millones más; y el apoyo a la suscripción de seguros agrarios, con 33,7 millones de euros. A eso se suma una partida de 80 millones de euros que salen de las arcas públicas de la Junta y del Ministerio de Agricultura para avalar y pagar los intereses de préstamos por cuantía de 920 millones de euros para aportar liquidez. «Orientados los profesionales que viven de la actividad agraria y ganadera», recalcó Marcos.

El acceso a los préstamos de hasta 40.000 euros a coste cero, en los que el ministerio pondrá el 100% de los avales y la Junta abonará el 100% de los intereses, exigirá tres requisitos: que el solicitante esté dado de alta en el régimen agrario de la Seguridad Social, que al menos el 50% de los ingresos que declara en el IRPF procedan de la actividad agraria y que tengan suscrito un seguro agrario. Si falta alguno de esos requisitos, la bonificación de estos préstamos que se plantean con un plazo de amortización de cinco años y uno de carencia, será del 50%.

Jóvenes y El Bierzo

Esas son las condiciones generales, para las que se establecen dos excepciones. La primera es la de los agricultores jóvenes, a los que no se exige el requisito de ser profesional del campo y se les facilitará hasta 80.000 euros, con diez años de amortización y dos de carencia. La segunda es para la comarca de El Bierzo, «por la dimensión de las explotaciones y la necesidad de mantener la producción», apuntó la consejera.

Para facilitar el acceso a la bonificación del 100%, se abrirá un plazo hasta finales del mes de octubre para suscribir seguros agrarios, que deberán mantenerse, según puntualizó la consejera, al menos durante la vida de los préstamos.

«Trabajamos desde este mismo momento en la letra pequeña de la regulación para que salga adelante con el consenso de todos y poder publicar el Decreto de Sequía en junio y lanzar luego las órdenes que lo desarrollarán», concluyó Marcos, que añadió que en otras ocasiones la Junta esperaba a que las cosechadoras confirmarán en julio los malos resultados del cereal. «Este año no es necesario esperar», subrayó la consejera de Agricultura.

Fotos

Vídeos