Castilla y León recupera puntos y saca un sobresaliente de 9,23 en atención a la dependencia

Servicio de ayuda a domicilio para mayores de 65 años en Valladolid. /EL NORTE
Servicio de ayuda a domicilio para mayores de 65 años en Valladolid. / EL NORTE

La comunidad vuelve a liderar la clasificación nacional y registra el mayor número de personas atendidas desde que se implantó la ley

Ana Santiago
ANA SANTIAGOValladolid

Sin prácticamente lista de espera, con fuerte creación de empleo y efectividad en la tramitación. Son parte de las fortalezas que, un año más, han situado a Castilla y León en un claro liderazgo en la gestión y atención a las personas con dependencia. El nuevo dictamen, el XVIII, el Observatorio de la Asociación Estatal de Directores y Gerentes de Servicios Sociales califica a la comunidad con una nota de 9,29 –en el anterior fue de 8,93–, un sobresaliente que además la distancia mucho de una media nacional con 4,62.

Los datos analizados por este observatorio se cierran a 31 de diciembre de 2017 y comparan solicitudes, dictámenes, personas que con derecho a ello no reciben prestaciones, el equilibrio entre los servicios y las ayudas económicas... evalúa en definitiva la capacidad de gestión de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, la agilidad en la tramitación, la generación de empleo y las inversiones en todo ello.

Fue el pasado un año en el que, además, Castilla y León registró el mayor número de personas atendidas desde que se iniciara la implantación del sistema hace ya once años, con 88.709 beneficiarios (3.408 más que el año anterior; lo que supone un incremento del 4%) y su tasa de desatención, lo que se ha dado en llamar ‘limbo de la Dependencia’, es prácticamente «residual» con sólo 1,4% de los demandantes (1.272 personas), frente a 24,5% de media estatal. Es también la comunidad con mayor porcentaje de beneficiarios sobre su población potencialmente dependiente (13,03% frente al 9,25% de media estatal) y con un alto nivel de generación de empleo, 1.958 nuevos trabajos directos, que se suman para contabilizar ya en este sector 26.000 personas. La capacidad de generación de empleo (50 empleos por millón invertido) es la más elevada de España.

Castilla y León puntúa el punto completo de los catorce de la escala de valoración del Observatorio con solamente dos excepciones. El del porcentaje de personas que no obtienen grado de dependencia con respecto al total de las dictaminadas. En este apartado, que logra solo medio punto, la comunidad alcanza un porcentaje del 21% sobre una media no obstante de solo el 20,5%. Pese a ser uno de los factores en los que no alcanza el total de puntuación ha ganado ese 0,5 respecto a la evaluación anterior. El otro aspecto donde la comunidad se queda corta, también con la mitad del punto, es en el incremento interanual de personas atendidas sobre población potencialmente dependiente, que es del 4%

Otro factor importante que examina este informe es el de la financiación, para llegar al objetivo de que debe incrementarse y valorarse en las negociaciones del futuro marco de presupuestos. Con los recortes, la comunidad ha dejado de recibir 240 millones de euros en los últimos seis años. La Junta aporta el 77% de la financiación pública. De haber seguido percibiendo las cuantías establecidas en la primera redacción de la ley. «se podrían atender casi 9.000 nuevos dependientes y generar 2.200 nuevos empleos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos