Primer encierro ‘ra-pi-di-to’

Momentos ajustados a la entrada./JOSÉ VICENTE-ICAL
Momentos ajustados a la entrada. / JOSÉ VICENTE-ICAL
CIUDAD RODRIGO

Los tres astados de Aguadulce completaron el recorrido en poco menos de 10 minutos y sin incidentes reseñables

Silvia G. Rojo
SILVIA G. ROJOCIUDAD RODRIGO

El primero de los encierros urbanos del carnaval de Ciudad Rodrigo se desarrolló de manera contraria a lo que dice la famosa canción de Luis Fonsi, por lo tanto fue ‘ra-pi-di-to’ y en apenas 10 minutos todo el ganado estaba en los toriles de la Plaza Mayor ante la atenta mirada del numeroso público que guardaba su asiento desde bien pronto. Es verdad que el tiempo permitió según que excesos, y con el miedo en el cuerpo ante la anunciada nieve, la cosa no fue para tanto y se pudo aguantar esa espera que va asociada a la palabra carnaval.

Los tres toros de la ganadería sevillana de Aguadulce, los únicos que se correrán que no proceden de tierras salmantinas, destacaron por sus kilos y uno de ellos por su capa ensabanada, un pelo que transmitía uno de los sementales antiguos de Núñez, de nombre Fiscal.

Durante casi todo el recorrido los toros hicieron la guerra por su cuenta y en la plaza entraron de uno en uno, aunque a poca distancia los dos primeros. Los mansos de Celador Zurdo se encargaron de acompañar a esos animales.

El recortador vallisoletano Eusebio Sacristán ‘Use’ reconocía que había sido un encierro «bastante rápido para lo que suele ser» y tanto a él como a otros reconocidos cortadores se le pudo ver participar activamente a lo largo de todo el día en los diferentes festejos taurinos.

Sirva como inciso recordar que por la noche se celebró un concurso de recortadores en el que estaban convocados los más destacados del panorama nacional.

Pero volviendo al encierro, poco más se puede añadir a un evento en el que se produjo un susto en la subida al Registro sin mayores consecuencias. Uno de los mozos tropezó y uno de los de Aguadulce le pasó por encima. Es más, el parte de enfermería no reflejaba ninguna atención hasta ese momento.

De hecho, hasta esa hora, por la enfermería de los bajos del Ayuntamiento habían pasado tan solo dos personas debido a las heridas causadas por lo toros de la capea nocturna. En concreto, el ganado del Canario hirió con pronóstico leve a un varón de 27 años natural de Michigan, Estados Unidos; y a un hombre de 57 años, natural de Suecia, que también salió andando por su propio pie de la enfermería.

En lo que a las previsiones de esta jornada de domingo se refiere, el día se presenta intenso si se atiende a que a partir de las 11:00 horas se anuncia uno de los festejos más importantes del carnaval o al menos, como dice el concejal de Festejos y presidente de la Comisión Especial, Cristian González, «el más complejo de organizar».

El encierro a caballo contará este año con utreros de la ganadería de Emilio Galán y la organización correrá de la mano de Francis Cuesta, conocido caballista de la localidad de Casillas de Flores.

En esta tarea no estará solo pues caballistas de Ciudad Rodrigo o de pueblos de la comarca, como Fuenteguinaldo, estarán ahí para apoyarle y que el resultado sea satisfactorio. El ganado se ha movido varios días pero sobre todo con la intención de que los astados se ‘embueyaran’, lo que supone «la parte más difícil», según el propio edil, Cristian González.

Una vez que concluya ese encierro de campo para el que se han fijado las restricciones habituales, como una zona de expansión a la que solo pueden acceder los jinetes, tendrá lugar la capea, que suele ser multitudinaria pues el domingo es el día elegido por muchos forasteros para pasarlo en Miróbriga y ver toros desde por la mañana.

Hoy, además, tendrá lugar la primera de las citas del Bolsín Taurino Mirobrigense, y los finalistas, con el triunfador a la cabeza, tendrán que vérselas ante el ganado de los Herederos de Manuel Santos Alcalde. Ese triunfador no es otro que el joven francés apodado ‘El Rafi’ y que fue uno de los firmes candidatos a ganar la edición número 62 de este certamen desde el principio.

Por supuesto, el disfraz también estará presente, pues no se puede olvidar que toro y máscara van de la mano en las fiestas grandes de Miróbriga. La incertidumbre la pondrá el tiempo, que amenaza con hacer de las suyas desde hace varias jornadas. En cualquier caso, es algo que no está de la mano de nadie por lo que habrá que confiar en una jornada como la de ayer.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos