Los colegios anticipan la llegada del carnaval

Los Angry Birds del colegio Santa Clara, ayer, por las calles de Cuéllar. /M. R.
Los Angry Birds del colegio Santa Clara, ayer, por las calles de Cuéllar. / M. R.

Un centenar de niños recibieron en el colegio Aneja a la Patarrona, personaje llegado de Cataluña que anuncia las fiestas

E. ESTEBAN / M. RICO Segovia / Cuéllar

Los colegios de la provincia ya han comenzado con la celebración de los carnavales. El Fray Juan de la Cruz de Segovia (la popular Aneja) ha sido uno de los primeros en celebrar la fiesta durante la jornada del viernes por la mañana, aunque este año el hielo y las bajas temperaturas han impedido que realizasen su tradicional desfile por el casco histórico de la ciudad. «No hemos podido hacerlo porque suponía un riesgo para los niños, por lo que hemos trasladado los eventos al salón de actos», aseguraba el jefe de Estudios del centro, Chemi Alonso. Cerca de un centenar de niños esperaban ansiosos la llegada de La Patarrona, un personaje tradicional de Cataluña y caracterizado por tener cinco patas y por llevar en sus manos un bacalao anunciando la llegada de la Cuaresma. Los únicos que no estuvieron presentes fueron los mayores de 6º de Primaria dado que «han tenido mucho trabajo con los preparativos del Día de la Paz y esto nos ha llevado mucho tiempo», afirmaba Alonso.

En Cuéllar, los alumnos de los tres colegios desfilaron disfrazados por las calles de la villa

Si hay algo que tiene de particular el carnaval de la Aneja es que han sido los propios alumnos los que han decidido de qué querían disfrazarse con una única condición: que estuviese realizado con materiales reciclables. «Nos hemos caracterizado por la Democracia, es decir, el derecho a elección de cada uno, y la ecología y creatividad», apuntan los profesores del colegio. Si bien el año pasado se impuso la idea de que todos fueran representando una fruta diferente «porque somos un colegio que tenemos la distinción de Unicef por la educación alimentaria», esta edición prefirieron que fueran los propios niños los que, a través de un dibujo, describieran cuál sería su disfraz ideal. «Hemos querido recuperar la idea original del carnaval y estamos todos encantados», señalaba Alonso.

En Cuéllar

Los alumnos de los tres colegios de Cuéllar dieron la bienvenida al carnaval disfrazándose en sus centros y llenando las calles de diversión y color. Aunque a primera hora de la mañana una fina capa de nieve cubría las calles y parecía que los actos se suspenderían, finalmente se deshizo, por lo que todos los actos se desarrollaron tal y como estaba previsto. En el colegio Santa Clara, la temática continúa con el hilo conductor del curso, es decir, las emociones. Así, recorriendo la calle Arcediano Gómez González se pudo ver a escolares disfrazados de serenidad, tristeza, desagrado, calma, enfado, envidia, sorpresa o amor.

En el colegio La Villa, los pequeños desafiaron el frío y recorrieron las calles ataviados como ‘juegos de siempre’. Fichas y dados se mezclaban con el dominó, la oca, el tres en raya, el ajedrez, los laberintos, el parchís o cartas de póker.

Por su parte, en el colegio San Gil, la temática elegida para la celebración del carnaval ha sido ‘los cómics’. Así, los alumnos se convirtieron en personajes como Popeye y Olivia, Supermán y Superwoman o Spíderman. Fue un día estupendo para todos los niños que tomaron parte en las numerosas actividades organizadas por los diferentes centros educativos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos