Asistentes a la reunión celebrada anoche en el Ayuntamiento.
Asistentes a la reunión celebrada anoche en el Ayuntamiento. / S.G.

El desfile de disfraces partirá desde San Pelayo y pasará por la Plaza tras el festival

  • El de carrozas se mantendrá igual aunque se modifican algunos criterios de valoración como, por ejemplo, el trabajo previo

Pocos son los cambios que este año se van a introducir en los diferentes desfiles del Carnaval del Toro y, sin duda, el más significativo afecta al recorrido del desfile de disfraces del sábado.

En concreto, se ampliará el recorrido y los participantes saldrán desde los toriles de San Pelayo para continuar por la Rúa del Sol, plaza Poeta Cristóbal de Castillejo, Plaza Mayor y salida por Julián Sánchez. El horario será el mismo, cruzarán la Plaza una vez que termine el festival taurino. Además, y con la intención de que los disfraces se mantengan a lo largo de los días, los participantes tendrán que «fichar» el lunes de Carnaval perfectamente ataviados con los trajes que utilizaron para el concurso y se ha fijado como punto de encuentro de todos ellos la plaza del Buen Alcalde.

En el caso del recorrido de las carrozas, de momento, este año será el mismo aunque sigue en la mente de muchos que en años venideros se trasladen a un tramo del encierro. Es verdad que ese cambio implicaría ajustar el horario de otra serie de actividades, por lo que tampoco es algo tan sencillo.

En esta edición sí que cambian algunas bases del concurso y las carrozas tendrán unas medidas mínimas de dos por tres metros. De igual modo, se establecen otros criterios de evaluación que, en cierta medida, persiguen fijarse más en el trabajo previo y que atienden a originalidad, puesta en escena y elaboración. Es más, los miembros del jurado visionarán todas esas construcciones «detenidamente» antes de comenzar el desfile el lunes de Carnaval desde las inmediaciones de la Catedral de Santa María.

Tanto Cristian González, concejal de Festejos, como Domingo Benito, teniente de alcalde, valoraron positivamente la reunión mantenida con los colectivos que habitualmente participan en esos desfiles y explicaron que «después de muchas intervenciones, se puede decir que el acuerdo ha sido unánime».