El apagón de la Hora del Planeta enciende las conciencias en Castilla y León

El Ayuntamietno de Valladolid durante el apagón en la Hora del Planeta. /Gabriel Villamil
El Ayuntamietno de Valladolid durante el apagón en la Hora del Planeta. / Gabriel Villamil

Este apagón planetario cumple once ediciones con el respaldo de todas las capitales de Castilla y León pero también de pequeños municipios

El Norte
EL NORTEValladolid

Las catedrales de León, Burgos y Salamanca, además del acueducto de Segovia y la muralla de Ávila han apagado esta tarde su iluminación artística durante sesenta minutos, con motivo de la Hora del Planeta, para concienciar sobre el cambio climático, en una iniciativa mundial.

Este apagón planetario, organizado por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF España), cumple once ediciones con el respaldo de todas las capitales de Castilla y León pero también de pequeños municipios convencidos de la lucha necesaria contra las consecuencias del calentamiento global.

Es el caso de Viloria en la provincia de Valladolid, y de Arganza y Gordoncillo en la de León, que han apagado su alumbrado público, o Fuentes de Valdepero, en Palencia, que ha dejado a oscuras su castillo; lo mismo que ha hecho con el suyo la localidad soriana de Berlanga de Duero, que también ensombreció su colegiata.

Villamuriel de Cerrato, Cervera de Pisuerga, Herrera de Pisuerga, Saldaña o Cevico de la Torre, en Palencia; Hospital de Órbigo, Villaquilambre y San Andrés de Rabanedo, en León; Traspinedo, Laguna de Duero o Santovenia de Pisuerga, en Valladolid; Villanueva de Argaño o Valle de Mena, en Burgos; o Valverde del Majano, en Segovia, son otros de los municipios sensibles al apagón mundial.

El palacio de Pimentel, sede de la Diputación de Valladolid, durante el apagón.
El palacio de Pimentel, sede de la Diputación de Valladolid, durante el apagón. / Gabriel Villamil

Han dejado de lucir un año más los edificios más significativos de las tres ciudades patrimonio de la Humanidad -Salamanca, Segovia y Ávila- así como otros elementos del patrimonio mundial de la Comunidad, como la catedral de Burgos.

Iglesias, puentes, ayuntamientos, murallas, plazas, cúpulas y palacios castellanoleoneses se han apagado a la par que cientos de edificios de las 407 localidades y ciudades que se han apuntado a la iniciativa hasta ayer, cuatrocientas el año anterior y una treintena en Castilla y León.

Coincidiendo con el día del cambio al horario de verano, que hará que el sábado a las dos de la madrugada sean las tres, este año, WWF celebra la undécima edición de la Hora del Planeta, resaltando el impacto del cambio climático sobre la biodiversidad.

El Foro Mundial para la Naturaleza ha recordado, a través de la web que difunde la iniciativa, que actualmente vivimos el periodo más cálido de la historia, con prolongadas olas de calor y sequías, fenómenos meteorológicos extremos cada vez más frecuentes y desplazamientos de pueblos debido al cambio climático que, además, es ya una de las principales causas de pérdida de biodiversidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos