La Alianza UPA-COAG se moviliza ante la nueva normativa de purines

La Alianza UPA-COAG se moviliza ante la nueva normativa de purines

Aseguran que su aplicación supone, en muchos caso, el cambio de maquinaria

EL NORTE

La Alianza UPA-COAG ha desarrollado a lo largo de esta mañana diferentes actos de protesta simbólicos en las delegaciones territoriales de la Junta en las provincias de Burgos,  Salamanca, Segovia, y Zamora, además de un acto público de denuncia en Palencia, para exigir al Gobierno regional que traslade al Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente «la excepcionalidad de la normativa sobre purines y estiércoles», que es efectiva desde el 1 de enero.

Manifestaciones en Zamora, Burgos y Segovia.

Desde esta organización agraria recuerdan que el pasado día uno entró en vigor el Real Decreto por el que, entre otros aspectos, se modifican las normas de la condicionalidad relacionadas con la aplicación en las tierras agrícolas de purines. La nueva normativa apunta que no podrá realizarse  como hasta ahora mediante sistemas de plato o abanico ni cañones, y estiércoles, que tendrán que ser obligatoriamente enterrados en el menor plazo de tiempo posible

La Alianza UPA-COAG ha trasladado a los delegados territoriales la misma petición realizada a la consejera de Agricultura días atrás sobre «la oposición en firme que debe encabezar el Gobierno regional ante los cambios propuestos por el Ministerio, que en este sentido van más allá de la propia normativa europea», informan a través de un comunicado. Y de no conseguir este propósito, «hemos reclamado que el propio Gobierno regional haga una 'trasposición' normativa con la máxima flexibilidad evitando al máximo posible su aplicación para nuestra comunidad autónoma".

De no darse una solución, la organización asegura que «los agricultores y ganaderos de Castilla y León deberán adaptar su maquinaria o adquirir otra nueva, con inversiones económicas muy costosas, y verían como su maquinaria recientemente adquirida y aún sin amortizar ya no sirve».  Además, «se estaría dificultando que los ganaderos puedan dar salida a sus producciones de purín y estiércol fuera de sus explotaciones al imponerse restricciones de uso a los agricultores que pueden motivar su pérdida de interés por emplear purines y estiércoles».

Debe tenerse en cuenta, que «si otros territorios nacionales son más permisivos, los agricultores y ganaderos de nuestra comunidad autónoma estarían en inferioridad, al no poder ser tan competitivos, no solo respecto de ellos sino también respecto de los de otros países europeos que sí podrían ser más permisivos».

 

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos