Castilla y León solicita la intervención del Ejército por el temporal

Coches parados en la AP-6, entre el kilómetro 42 y el 80, entre los municipios de San Rafael y Villacastín/EFE
Coches parados en la AP-6, entre el kilómetro 42 y el 80, entre los municipios de San Rafael y Villacastín / EFE

La DGT recomienda no circular «bajo ningún concepto» por la AP-6 en las inmediaciones Segovia

El Norte
EL NORTEValladolid

El caos se adueñó anoche de las carreteras de Castilla y León más próximas a Madrid, cuando la nieve que desde primera horas cayó hizo imposible la circulación. Coches 'tirados' en los arcenes, colas interminables, retenciones de más de dos horas era el panorama que se podía ver en la autovía AP-6, donde los efectivos de emergencia trabajaban para solucionar la situación.

La DGT avisó de que la nevada en la AP-6 había llegado al nivel 'negro', siendo cortada en dos puntos: el kilómetro 47 en la localidad madrileña de Guadarrama, dirección Segovia, y en el 42 en Villacastín (Segovia), dirección A Coruña.

El director general de Tráfico, Gregorio Serrano, informaba en su cuenta de Twitter: «Situación muy complicada en la AP-6 por intensa y persistente nevada. Se va a cortar en el kilómetro 42 en dirección A Coruña para limpiar con las máquinas quitanieves. En sentido Madrid, retención desde el kilómetro 64, aún con peaje abierto y quitanieves operando. No circular por la zona bajo ningún concepto», ha dicho Serrano, quien minutos antes

había respondido a la artista segoviana Eva Hache, así como a otros usuarios de que la concesionaria de la autopista AP-6 estaba limpiando con «numerosas quitanieves» la vía desde el kilómetro 42 al 100.

«Primero han tenido que sacar los vehículos que están atrapados dentro de esos kilómetros. Lo están haciendo lo más rápido y seguro que pueden. Ánimo y un poco de paciencia», concluyó

El mismo panorama

La Agencia de Protección Civil de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente avisó de que el domingo continuará la alerta por nevadas y fuertes vientos en Castilla y León. Por ello, recomendó evitar el desplazamiento por carretera salvo que sea absolutamente «imprescindible», consultar el estado de la carreteras y llevar cadenas.

Por su parte, la Delegación del Gobierno en Castilla y León declaró la fase de emergencia del protocolo de coordinación de actuaciones ante situaciones meteorológicas extremas, que afectan a la red de carreteras del Estado en las provincias de Segovia y Ávila desde la 20 horas y hasta nuevo aviso.

Más información

Tarde complicada en Segovia

La nieve que cayó en la Comunidad, obligó a circular con cadenas en cuatro tramos de la red de las provincias de Segovia y Ávila e impide el paso a camiones en otras nueves carreteras de titularidad estatal, según informa la Dirección General de Tráfico (DGT).

La primera de las vías que se cortó a la circulación fue la AP-61, a las 18:15 horas a lo largo de 24 kilómetros, entre la capital segoviana y San Rafael. El mensaje de la DGT era que la calzada estaba «intransitable». En el caso de la AP-6, la circulación se prohibió a las 18.55 horas entre las localidades de San Rafael y Labajos. Posteriormente, sobre las 20 horas se anunció la reapertura de las dos vías en ambos sentidos, con restricciones a los vehículos pesados, aunque se vuelto a cerrar, en este caso a la altura de El Escorial. Sin embargo al filo de la medianoche, la autovía seguía impracticable.

Otra de las vías principales de la red afectadas por la nieve fue la Autovía de la Meseta (A-67) ya que la Guardia Civil de Tráfico impidió desde las 18.30 horas circular por esta carretera a los camiones y autobuses mientras que los turismos debían estar equipados con neumáticos de invierno. Una decisión que coincide con el nivel rojo declarado en la Comunidad de Cantabria. Por ello, los agentes comenzaron a embolsar a los vehículos afectados por la restricción en varios puntos de la provincia de Palencia como Mataporquera, Aguilar de Campoo y Osorno. Además, si fuera necesaria se aplicaría también esta medida en Santillana.

En cuanto a la red secundaria, la nieve también obligó al cierre de la CL-601 en Valsaín (Segovia). También son obligatorias las cadenas y está prohibida la circulación de vehículos pesados en la provincia Segovia en la A-1, entre Las Rades y Boceguillas; la N-603, entre la capital y El Espinar, y en la N-VI, en El Espinar. En Ávila, las mayores complicaciones se registraron en la N-403, entre El Barraco y la capital.

También esta cerrada al tráfico la carretera CL-601 entre Valsaín y Navacerrada. Además, la DGT informa, según información recogidas por la Agencia Ical, que hay otros ocho tramos de la red principal en la Comunidad donde está prohibido el tráfico de camiones. En Ávila, son la N-501, entre la capital y Aveinte, y la N-110, entre la capital y Aldeavieja. En la provincia de Segovia, no pueden circular los vehículos pesados en la A-1, entre Honrubia de la Cuesta y Aranda de Duero (Burgos), así como en la misma autovía en La Rades, además de que se precisa el uso de cadenas o neumáticos de invierno. En esta localidad, está prohibido el tráfico de camiones por la N-110. También está afectada por la nieve la AP-6, en San Rafael.

Además, hay otros tres tramos, ya en la red secundaria, donde esta prohibida a circulación. Se trata de la CL-505 en Tornadizos (Ávila), la DSA-191 en Candelario y la DSA-180 en La Hoya, ambos en Salamanca.

En Burgos, están afectadas con nivel verde la N-120, entre Redecilla del Camino y Castañares. Además podrían acumular hasta 14 centímetros de nieve en la Meseta. En Soria, se prohíbe la circulación de camiones y articulados en la A-15, entre Los Rábanos y Medinacelli. Por último, hay numerosos tramos donde la DGT advierte a los conductores transitar con precaución por la nevada y por contar con un firme en malas condiciones.

En León, Palencia, Salamanca y Valladolid-las cuatro en alerta amarilla- podrían registrarse nevadas, sobre todo en las zonas montañosas. En el caso de León y Palencia podrían llegar a los 15 centímetros de espesor; en Salamanca hasta los 15. Por último, en la Meseta de la provincia de Palencia se podrían alcanzar los tres centímetros igual que en Valladolid.

Fuertes vientos

Para el domingo, según la información recogida por la Agencia Ical, además de las alertas por nieve en las provincias de Burgos, Soria, Segovia y Ávila se suman los avisos amarillos por viento en León y Palencia. En concreto, se esperan rachas de viento de hasta los 80 kilometros en la Cordillera Cantábrica de estas zonas.

En cuanto a las temperaturas mínimas, se prevé un ligero descenso o sin cambios y máximas con cambios ligeros. Habrá heladas generalizadas y vientos del oeste al noroeste, con intervalos fuertes en zonas altas.

A partir del lunes se espera que las condiciones meteorológicas mejoren, aunque la Aemet avisa de que las temperaturas mínimas caerán hasta los 8 grados negativos en las provincias de Ávila, Burgos y Salamanca, como también en las capitales de Segovia, Soria y Valladolid.

Más de 400 llamadas al 112

El Centro de Emergencias Castilla y León 112 gestionó hoy, hasta las 19 horas, un total de 143 avisos por meteorología adversa, todas ellas relacionadas con problemas de circulación por carreteras de la Comunidad. En conjunto, se atendieron más de 400 llamadas ante las copiosas precipitaciones que se dejaron sentir en el sur de la Comunidad.

La mayor parte de los incidentes correspondieron a la provincia de Segovia, con un total de 78, con especial incidencia en las carreteras del Sistema Central, seguida por la provincia de Soria, con 29, y Ávila con 22. El resto de avisos se reparte entre las provincias de Burgos (nueve), León (tres) y Salamanca (dos).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos