El positivo en alcoholemia de Rosa Valdeón vuelve a primera línea siete meses después

Rosa Valdeón y Fernado Martínez Maíllo.
Rosa Valdeón y Fernado Martínez Maíllo. / EL NORTE
  • Las declaraciones de la exvicepresidenta de la Junta de Castilla y León han provocado la reacción de la Delegación del Gobierno y de Fernando Martínez Maíllo, aludido en ellas

Rosa Valdeón dio positivo por alcoholemia el pasado 9 de diciembre (las pruebas a las que fue sometida arrojaron un resultado de 0,71, 0,77 y 0,72 mililigramos de alcohol por litro de aire espirado, respectivamente, cuanto el límite legal se establece en 0,25) en un control efectuado por la Guardia Civil en la localidad zamorana de Morales de Toro. Su interceptación por parte de la Benemérita ocurrió cincuenta minutos después de que la por entonces vicepresidenta de la Junta de Castilla y León chocara con un camión durante un adelantamiento en la provincia de Ávila.

Por estos hechos la política zamorana aceptó una multa y la retirada del carné. Siete meses después de aquél suceso, por el que dimitió de sus cargos en la Junta de Castilla y León (vicepresidenta, portavoz y consejera de Empleo), el caso vuelve a la primera plana después de sus declaraciones en el suplemento 'Crónica' de El Mundo. Según ella misma asegura, Fernando Martínez Maíllo, coordinador general del Partido Popular y presidente del partido en Zamora, llamó a los medios de comunicación el 10 de septiembre para informar de que un día antes Rosa Valdeón circulaba a 170 kilómetros por hora cuando golpeó al camión en la A-6 y siguió su camino sin detenerse.

Las reacciones no se han hecho esperar. La Delegación del Gobierno en Castilla y León ha emitido un comunicado en el que asegura que la Guardia Civil realiza un trabajo «imparcial» y que la intervención en el caso concreto de la procuradora en las Cortes de Castilla y León por Zamora se realizó «sin recibir órdenes que procedan de nadie ajeno a su propia estructura de mando». «La Guardia Civil actuó exactamente igual que lo hubiera hecho con cualquier otro ciudadano que hubiese estado involucrado en un accidente de tráfico», asegura el escrito.

Como recoge la agencia EFE, la exvicepresidenta, al hablar en prensa del incidente de tráfico en el que se vio involucrada, se refirió a agentes del Instituto Armado de cuatro comandancias distintas, asegurando que «acudieron recibiendo órdenes superiores vía Ministerio del Interior o vía Partido Popular (...)», según frases del texto de la entrevista que reproduce el comunicado de la Delegación.

Rosa Valdeón definde la acción de los agentes

Tras conocerse este comunicado emitido desde la Delegación del Gobierno, la propia Rosa Valdeón ha publicado un mensaje en Twitter recalamando no desviar la atención y ha asegurando que la Guardia Civil actuó con «profesionalidad» en el incidente de tráfico que tuvo el pasado 9 de septiembre.

«No desviemos la atención. NUNCA, ni antes ni ahora, he aludido a la @guardiacivil que actuó con profesionalidad», asegura textualmente en su mensaje.

Maíllo: «Quienes hacen estas afirmaciones están equivocados o tienen un problema»

El directamente aludido por las palabras de Rosa Valdeón, Fernando Martínez Maíllo, ha pedido hoy que no se frivolice con los accidentes de tráfico con resultado de alcoholemia, y se ha remitido al comunicado de la Delegación del Gobierno en Castilla y León.

«En España, casi el cincuenta por ciento de los accidentes de tráfico con muertos se producen por alcoholemia. No se puede frivolizar con estas cosas porque provocan muertes y se destina mucho dinero público para su reflexión. Lo importante es que todos estemos concienciados en este asunto», ha declarado Martínez Maíllo en Onda Cero

El coordinador general del PP ha asegurado, tras defender la actuación de los agentes de la Benemérita el 9 de agosto, que «quienes hagan estas afirmaciones están profundamente equivocados o simplemente tienen un problema». Además ha añadido que al final «lo único que ha quedado claro» es que «quien triplique o cuadruplique la tasa de alcoholemia es sancionado en un Estado de Derecho», sea quien sea el ciudadano en cuestión.