Comienza la era Mañueco

Mañueco agradece las felicitaciones al saberse ganador de las primarias
Mañueco agradece las felicitaciones al saberse ganador de las primarias
  • El secretario general del PP de Castilla y León se convertirá el 1 de abril en el próximo presidente de la formación, en sustitución de Herrera

Dieciséis años después de ocupar ininterrumpidamente el número dos del partido, el próximo 1 de abril, Alfonso Fernández Mañueco ascenderá hasta la presidencia del Partido Popular de Castilla y León tras haber recibido el 67,59% de los votos de los afiliados de Castilla y León que han participado por primera vez en unas primarias.

Será en el XIII Congreso autonómico del PP en el que participarán 1.219 compromisarios que ostentarán, finalmente, la responsabilidad de votar a los integrantes de la nueva dirección del partido presidido, eso sí, por Fernández Mañueco y sobre la que todavía no ha avanzado ningún nombre.

Al vencedor de las primarias se le ha preguntado por activa y por pasiva si cumplirá el pacto entre candidatos que convertiría a su contrincante en las urnas en su número dos pero lo cierto es que en las primeras declaraciones que ha hecho tras la victoria, no ha concretado que vaya a contar con Antonio Silván. El alcalde leonés no tardó en ponerse a disposición de su futuro presidente pero Mañueco se limitó a decir que los que mandan son los militantes y no era momento de hablar de personas. Todo apunta a que esperará a la cercanía del congreso para avanzar detalles de este tipo.

Descanso y congreso

No obstante, y aunque el flamante candidato se vaya a tomar unos días para descansar después de la campaña -tal y como aseguró a última hora de anoche- o de que resten justo dos semanas para el cónclave autonómico, lo cierto es que desde hoy mismo comienza la era Mañueco en el seno del Partido Popular de Castilla y León.

Juan Vicente Herrera sigue siendo presidente, sí, pero le quedan quince días y un discurso de despedida en un cónclave que, por cierto, tiene que organizar su futuro sustituto.

Aún así, al todavía líder autonómico de los populares se le escuchará antes de su retirada para explicar precisamente eso, las razones por las que se va. Herrera comparecerá ante los medios no tardando mucho para explicar los motivos por los que decidió no continuar como líder del PP en la comunidad después de 16 años y todo hace prever que alegará razones de renovación o necesidad de cambio entre los argumentos a su favor.

Divisiones e incertidumbre

Sobre lo que no se ha pronunciado todavía ni Herrera ni nadie es sobre la gestión a la que tendrá que hacer frente la nueva directiva popular dada la situación interna que ha quedado al descubierto gracias al proceso electoral de las primarias. Mañueco tendrá que apaciguar las divisiones internas que son ya un clamor en Soria, Valladolid y Ávila; el "caos y las heridas" abiertas en León o la incertidumbre que se prevé en Burgos ante la renovación de su presidente provincial.

Pero aún así, lo más importante de todo será unir internamente un partido autonómico que ha despertado herido y roto de estas primarias en las que la gran mayoría de los afiliados no han participado. El censo representaba apenas el 13% de todos los militantes del Partido Popular en Castilla y León (51.191 afiliados) con lo cual, la elección del flamante presidente se habrá producido con el apoyo de poco más del 7% de la militancia popular de la comunidad. Así empieza la era Mañueco en la comunidad.