La Junta reanudará en marzo o abril los tres procesos de oposición paralizados

José Antonio de Santiago-Juárez
José Antonio de Santiago-Juárez / Nacho Gallego-EFE
  • El vicepresidente defiende la suspensión, por criterio de prudencia, hasta analizar las alegaciones y recursos sobre la elección de las preguntas de reserva (en dos casos) y la dificultad y el tiempo de una prueba, en el tercero.

El vicepresidente de la Junta y consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, ha asegurado en las Cortes de Castilla y León que a finales de marzo o principios de abril se levantará la suspensión de los tres procesos selectivos que se han paralizado por los recursos y alegaciones que han generado la selección de las preguntas de reserva utilizadas, y el tiempo y la dificultad en la prueba práctica de uno de ellos.

En el caso de los procesos de técnico de soporte informático y de auxiliar administrativo, el problema ha surgido en las elección de las preguntas de reserva que sustituyen a las del bloque principal que tenían algún error. En el examen se explicó un orden de selección y se aplicó otro, que es el que recoge la normativa.

En el tercer proceso, el de promoción interna, las quejas han partido de la dificultad de los ejercicios de la prueba práctica y el tiempo para resolverlos, al considerar que no se correspondían en absoluto con el nivel de un administrativo.

Los afectados en sentido extenso serían los 8.373 aspirantes a las plazas de auxiliar, los 641 que optaron a las de técnico de soporte informático y los 127 que pasaron a la prueba práctica en el proceso de promoción interna. Ahora, en sentido concreto, esa cifra sería más reducida y se ceñiría, en el caso de la convocatoria selectiva de auxiliares, a los aspirantes que están en el entorno de la nota de corte de aprobado, puesto que lo que se dirime no es la repetición de toda la prueba sino si se mantienen o se cambian un número reducido de preguntas que sustituyen a las inicialmente erróneas. Aprobaron la prueba y estaban citados para el segundo examen, que no se ha realizado, 440 opositores.

En el caso de los informáticos, si se ha realizado el segundo ejercicio, al que pasaron 61 aprobados en el test teórico, que es el que está en tela de juicio. Cabe la posibilidad, si se estiman recursos y alegaciones, que haya que repetir esa segunda prueba y que haya cambios en el listado de aprobados de la primera. En el último proceso, los afectados no serían lo 754 que se presentaron al primer examen, sino los 127 que afrontaron el práctico.

El vicepresidente ha defendido la suspensión por «sentido común» y para evitar «perjuicios difíciles de reparar a los interesados» y posibles costes económicos si finalmente los tribunales, más adelante, dan la razón a los recurrentes e imponen el pago de las costas de los procesos judiciales a la Junta.

Desde el PSOE, Podemos y C's han llamado la atención sobre la incertidumbre y la situación de indefensión en la que se encuentran los afectados. José Ignacio Martín Benito, procurador del PSOE, ha recordado que «en el último año y medio no hay más que noticias preocupantes sobre oposiciones suspendidas, denuncias de los sindicatos médicos sobre procesos de selección poco claros, otras como las de Educación que no se convocan y estas, que se paralizan. Todo eso daña la imagen de la comunidad», ha remarcado.

Natalia del Barrio ha criticado con ironía que «ojalá hubieran aplicado ese sentido común a las oposiciones de enfermería» y José Ignacio Delgado, de C's, ha recordado que «a veces los recursos de unos pocos pueden ir en contra de la mayoría»