Adif eliminará nueve pasos a nivel en Castilla y León en los próximos siete años

  • En total se suprimirán 74 cruces entre carreteras y líneas de tren en once comunidades

Adif, que ha vuelto a poner en marcha su plan para suprimir progresivamente los pasos a nivel que más intensidad de tráfico tiene, eliminará nueve pasos a nivel en la comunidad, de los que seis están en León, dos en Burgos y uno en Palencia.

Este plan, que tiene un horizonte de ejecución hasta 2024, comenzará con la eliminación de un primer lote de 74 cruces entre carreteras y líneas de tren repartidos por once comunidades autónomas.

Así, en la comunidad se suprimirán los pasos en los términos municipales burgaleses de Rebolledo de la Torre (línea convencional Venta de Baños-Santander) y Pancorbo (línea convencional Madrid-Hendaya); en los leoneses de Magaz de Cepeda (línea convencional Palencia-Coruña), Villaquilambre (línea de ancho métrico León-Matallana), Ponferrada (línea convencional Palencia-Coruña), Garrafe de Torío (dos en la línea de ancho métrico León-Matallana) y Cistierna (línea de ancho métrico Matallana-Valmaseda).

Asimismo, está prevista la supresión de un paso a nivel en Guardo (Palencia), en la línea de ancho métrico Matallana-Valmaseda.

Para ello, la compañía pública ha licitado la redacción de los proyectos constructivos de estas supresiones, unos trabajos estimados en 5,84 millones. Una vez los proyectos estén listos, en un plazo estimado de un año o año y medio, se sacarán a concurso las obras de supresión.

Según la orden ministerial de agosto de 2001 sobre supresión de pasos a nivel, en el artículo 2 se recoge que deben suprimirse, siempre que exista disponibilidad presupuestaria, los pasos en las líneas en las que los trenes circulen a más de 160 kilómetros la hora y en los que la relación automóviles que cruzan con trenes sea igual o superior a 1.500.

Con el nuevo el plan de supresión de pasos a nivel a 2024 Adif pretende la «progresiva» supresión de aquellos pasos a nivel cuyo uso por parte de vehículos de carretera ha crecido en los últimos años «como consecuencia del desarrollo urbano de distintos núcleos de población».