Educación convoca un concurso escolar regional de lectura en público

Educación convoca un concurso escolar regional de lectura en público

  • La fase provincial del certamen, en el que colabora El Norte de Castilla, se iniciará a primeros de febrero

Tiene algo de oratoria. La entonación adecuada, la expresión corporal que transmite emoción, la dicción correcta. También tiene algo de actuación. La exposición ante el público, que escucha atento.Dar vida a los personajes. Y tiene mucho de las competencias transversales que tanto se demandan ahora desde las altas instancias educativas. Eso que no forma parte de las asignaturas en sí, pero que se considera imprescindible para que el desarrollo de los estudiantes sea lo más completo posible.

Por eso la Consejería de Educación ha decidido convocar un concurso de lectura en público para todos los alumnos de los centros educativos de Castilla y León. Y lo ha hecho, además, con una base que permitirá a los estudiantes conocer más a fondo las letras relacionadas con la región.

El certamen tiene su raíz en la experiencia realizada el curso pasado, pero ahora se extiende a todos los centros educativos de la comunidad. De hecho, se han establecido dos categorías que permiten la participación, tanto de centros de Educación Primaria, como de Educación Secundaria. Una para alumnos de 5º y 6º de Primaria, y otra, para estudiantes de 3º de ESO.

En la primera semana de febrero se publicará en la web de fomento de la lectura la relación de los centros participantes por cada una de las categorías. Unos días más tarde, confirmados los concursantes, se iniciará la fase provincial del certamen. Los cinco alumnos elegidos por cada centro tendrán que leer el fragmento de una obra que previamente se habrá designado y que se incluirá junto a la solicitud de participación.

La Consejería ha introducido aquí un criterio de elección curioso. Debe ser «un fragmento u obra escrito por algún autor castellano y leonés o que verse sobre Castilla y León». Es evidente que el elenco es extensísimo. Basta con echar un vistazo a la nómina de algunos de los escritores que han pasado por El Norte de Castilla, que colabora en la organización y difusión del certamen:Miguel Delibes, José Jiménez Lozano, Carlos Aganzo, Gustavo Martín Garzo, César Pérez Gellida...

El único requisito añadido es que la duración del texto no exceda de los cuatro minutos.

Acabada la fase provincial, llegará el momento de enfrentarse en las semifinales de la fase regional, a las que solo accederán los mejores de cada provincia.En este caso, el criterio es puramente geográfico. En la primera semifinal se enfrentarán los ganadores de las provincias de Ávila, Segovia y Soria.En la segunda, Burgos, León y Palencia. Y en la tercera,Salamanca, Valladolid yZamora. Estas eliminatorias tendrán que celebrarse entre los días 15 y 31 de marzo.

Final con sorpresa

Solo los tres ganadores de cada categoría pasarán a la gran final, que se celebrará a finales del mes de abril. En este último enfrentamiento habrá sorpresa.Si hasta ese momento participaban cinco alumnos designados por cada centro, en la final participarán «entre 15 y 20 alumnos del grupo ganador», explica la Consejería en las bases.Eso no quiere decir que todos vayan a leer. En este caso tendrán que hacerlo tres de los que participaron en las fases preliminares, «además de otros dos que serán elegidos por sorteo el mismo día del certamen», añaden.

En este caso, los textos tampoco serán de libre elección de los centros, o al menos no puramente. «Cada grupo leerá un fragmento u obra escrito por algún autor castellano y leonés o que verse sobre Castilla y León de entre los seleccionados por la Consejería de Educación y que se enviarán a los centros finalistas con suficiente antelación».

El premio para los centros vencedores será, como suele ocurrir en estos casos, material educativo y además se concederán diplomas para los centros ganadores de las distintas fases.

La promoción de la lectura es una de las claves estratégicas fijadas por la Consejería de Educación para los próximos años. En este caso, además, completada con ese ejercicio de las competencias transversales del alumnado.La editorialSM recuerda en su web que leer en voz alta, en público, tiene beneficios para los niños tales como «ayudar en la comprensión lectora y en la percepción auditiva» y conseguir «que el niño adquiera la costumbre de expresarse en público, evitando la vergüenza de verse expuesto».