Luis Fuentes: «No somos la marca blanca del PP, empujamos las reformas»

Luis Fuentes.
Luis Fuentes, en la sede autonómica de Ciudadanos. / Alberto Mingueza
  • El portavoz de Ciudadanos en las Cortes afirma que, «con la experiencia» de 18 meses en la política autonómica, ahora introduciría mejoras de control al acuerdo de investidura que firmó con Herrera

Luis Fuentes Rodríguez (Salamanca, 1960) es la voz y la cara de Ciudadanos en las Cortes de Castilla y León. Estará junto con Luis Garicano, Francisco Igea y Pablo Yáñez en el núcleo de personas que acompañará a Albert Rivera en la dirección nacional de la formación naranja durante los próximos años. Fuentes defiende la necesidad de aprovechar la experiencia en la oposición para llegar con solvencia al gobierno en próximas citas electorales. Y eso se consigue «en contacto con el ciudadano de la calle», destaca Fuentes, que saca el dato del cuentakilómetros: 89.000 kilómetros recorridos por Castilla y León entre septiembre de 2015 y diciembre de 2016.

–¿Ciudadanos es Albert Rivera?

–No, se ha demostrado que hay un equipo detrás de Albert importante.

Francisco Igea, Luis Garicano, Pablo Yáñez y usted, ¿cómo analiza el peso de Castilla y León en la Ejecutiva de Rivera?

–El Comité Ejecutivo no es un comité territorial, porque partimos de que son más importantes las personas que los territorios, pero estamos muy satisfechos, supone un respaldo al trabajo de Castilla y León.

Las marcas blancas son un éxito en la cesta de la compra, pero en política suponen un billete a la extinción, ¿son ustedes la marca blanca del PP?

–Hemos demostrado que no. Somos responsables y facilitamos la gobernabilidad, pero somos oposición. Aquí, en Castilla y León, las dos leyes que se han aprobado han sido impulsadas por nosotros, la ley de defensa de los funcionarios que denuncien prácticas de corrupción y el Estatuto del Alto Cargo. Se lo impusimos a Herrera para que pudiera ser presidente. No somos una marca blanca, empujamos las reformas.

Ha hablado de dos leyes de polémica aprobación, con duras críticas. Las promovieron ustedes, pero ¿está satisfecho con el resultado final? Y si a lo anterior unimos la parálisis de un año de la comisión de investigación de la ‘Trama eólica’, permítame la expresión, ¿les come la merienda el PP?

–Nadie puede olvidar que C’s tiene cinco procuradores y el PP 42...

–... Pero cinco escaños decisivos.

–No, no lo son. El PP puede aprobar las leyes con cualquier otro partido. También UPL se abstuvo el año pasado en los presupuestos. El PP tiene 42 procuradores y no podemos olvidarnos que, de facto, es casi mayoría absoluta. Si hubiéramos podido forzar más, hubiéramos introducido alguna otra medida en esas leyes, pero tenemos la fuerza de cinco procuradores.

–¿Hacia dónde debe evolucionar Ciudadanos como partido?

–Hacia donde decidan los afiliados. Son los que marcan la trayectoria.

–¿Y el afiliado Luis Fuentes qué opina?

–Hay que estar preparados para que, en las próximas citas electorales, podamos entrar en gobiernos u obtener mayorías para poder gobernar.

–¿Fue un error elegir a Pedro Sánchez como compañero de viaje hace un año?

–Creo que no. Rajoy declinó la oferta del Rey para formar Gobierno y había que tomar una decisión. España necesitaba reformas importantísimas. Un gran número de las propuestas que se firmaron en el primer acuerdo (Sánchez) están en el segundo (Rajoy). Ahora el PP busca acuerdos de Estado con el PSOE. No fue un error.

–De la corta trayectoria de este Gobierno de la nación, ¿opina que Rajoy y sus ministros responden con la diligencia adecuada a ese voto de confianza de Ciudadanos?

–Tenemos 32 diputados...

–No me refiero tanto a su labor de oposición, sino a la actitud del Gobierno de Rajoy.

–Es muy difícil cambiar la mentalidad al PP.Siguen creyendo, como en Castilla y León, que tienen mayoría absoluta para hacer lo que quieren y no es así. Lo primero es que cumplan con las medidas pactadas y, si no cumplen, buscar mayorías alternativas para sacar adelante las reformas necesarias.

¿Volvería usted a firmar en los mismos términos el acuerdo de investidura con Juan Vicente Herrera o lo ajustaría algo más?

–La experiencia es un grado y 18 meses después... Es cierto que en aquel momento lo más importante para Castilla y León es que hubiera un Gobierno. Con la experiencia, probablemente hubiéramos introducido alguna otra medida de control.

–¿Por qué cree usted que Juan Vicente Herrera no ha presentado presupuesto para este año y ha prorrogado el de 2016?

–No hay una explicación clara.Otras comunidades los han aprobado y todo el mundo sabe cuánto puede gastar en cada consejería. Ahora no hay inversión pública ni posibilidad de impulsar la creación de empleo porque no hay presupuesto.

–Van a tener que negociar dos presupuestos con el PP este año, el de 2017 y el de 2018, ¿han evaluado el cumplimiento de las exigencias que impusieron a Herrera para abstenerse en el de 2016?

–En algunos casos se han cumplido, en otros no estamos satisfechos, es el caso de la propuesta para dinamizar los municipios mineros. A veces no llegan a la gente esos logros, pero en los presupuesto del año pasado conseguimos mucho. Más de 60.000 familias han tenido este curso libros gratuitos, y serán 150.000 el próximo. No sé si se han dado cuenta de que han pagado un 2% menos en la Declaración de la Renta, que fue una exigencia de C’s al PP para abstenerse en el presupuesto de 2016. Estamos consiguiendo mucho más que otros grupos con 25, como el PSOE, o con 10, como Podemos. Ellos no han conseguido más que chillar, oponerse, crispar, pero nada para los ciudadanos. Nosotros somos oposición, pero también responsabilidad.

–La primera cifra que ha dado Montoro da miedo. Una previsión de 133 millones menos de ingresos que llegarán del Gobierno central.

–Eso lo tienen que pelear el señor Herrera y la señora Pilar del Olmo. Es su obligación y no optar por una posición victimista.

–¿Qué van a hacer ustedes con el mapa de la ordenación territorial?

–No somos necesarios para aprobarlo, el PP ha llegado a un acuerdo con el PSOE...

–... ¿Cree que ya hay acuerdo?

–Sí, claro. Si el señor De Santiago-Juárez no lo tuviera atado, no presentaría en las Cortes un proyecto de esta envergadura. Somos críticos con el proyecto porque es cortoplacista. La solución a la despoblación no es hacer 20 minidiputaciones por provincia. Hay que ver las necesidades reales para dar servicios de máxima calidad. No es nuestro proyecto. Dicho esto, sí puede ser un primer paso para acabar con las diputaciones y mancomunar servicios.

–Va camino de cumplir dos años como portavoz en las Cortes, ¿son lo que había imaginado?

–Para nada. Desde fuera no se puede uno imaginar la carga de trabajo de los procuradores. Vengo de la empresa privada y sé las horas que les echamos a las empresas y me ha sorprendido. En las Cortes se trabajan muchas, muchas, muchas horas.

–¿Qué horizonte político tiene Luis Fuentes?

–El que digan los afiliados de C’s. Terminar la legislatura y luego... Nosotros no somos dueños de nuestro futuro, lo deciden los afiliados.

–¿Y futuro de Ciudadanos en Castilla y León?

–Lo veo muy interesante. Ahora hay 25 agrupaciones montadas y casi 1.800 afiliados, pero es que hay una veintena de grupos de trabajo casi listos para convertirse en agrupaciones. Creo que creceremos exponencialmente.