Herrera presenta un proyecto educativo para España basado en la equidad y la calidad

fotogalería

Andrea Levy y Juan Vicente Herrera

  • El PP de Castilla y León lidera la ponencia para el Congreso Nacional, en la que se liga el éxito del modelo de educación al modelo territorial

La Ponencia de Educación, Innovación y Cultura que debatirá el Partido Popular en su próximo Congreso Nacional recogerá cuatro propuestas principales, como la búsqueda de un «gran pacto» de Estado tanto en ámbito parlamentario como territorial y la defensa de los principios de «equidad, calidad y libertad».

Así lo han explicado la vicesecretaria de Estudios y Programas del Partido Popular, Andrea Levy, y el presidente del PP de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, quienes han desgranado en Valladolid las líneas maestras de la citada ponencia que llevarán los 'populares' al congreso que se celebrará los próximos 10, 11 y 12 de febrero en Madrid.

Fotos

  • Levy y Herrera presentan la ponencia de Educación, Innovación y Cultura

Ambos políticos se han referido a la importancia del pacto de Estado que «se ha convocado» en el Congreso, según Andrea Levy y que, a juicio de Juan Vicente Herrera deberá llevarse tanto al ámbito parlamentario como al «territorial», ya que considera «imprescindible» contar en este cometido con las Comunidades Autónomas.

Herrera ha reflexionado que este pacto de estado por la educación debe tener como objetivo dotar a España de «un sistema estable y eficaz» y también alejar el trabajo educativo del debate político, pues considera que «nunca se debe poner la política por encima de la educación» ni hacer a los niños «rehenes de enfrentamientos electoralistas».

Por su parte, la vicesecretaria de Estudios y Programas ha recalcado que el Pacto por la educación debe desembocar en un «sistema educativo reconocible para España», que «no será mera burocracia y partidos políticos», sino un «compromiso de toda la sociedad española, del trabajo de toda la comunidad educativa y las fuerzas políticas».

De hecho, ha enfatizado que no se legará a los futuros alumnos una Ley «que ponga PP o PSOE», sino un «proyecto para la educación de las próximas generaciones». De ahí, que entiende que lo fundamental en el trabajo para ese pacto es que la Ley sea «de todos» y que sea «estable», una característica que considera que ha favorecido que Castilla y León haya contado con los mejores resultados de España en los últimos años.

Entre los pilares del sistema educativo, el también presidente de la Junta de Castilla y León ha coincidido con Levy en defender la importancia de los «pilares» de «calidad, equidad», a los que ha unido la «empleabilidad» como un cuarto objetivo de la ponencia educativa del PP.

Herrera ha reflexionado en estos valores y ha hecho suya la tesis del consejero de Educación, Fernando Rey, de que «una educación de calidad sin equidad es elitismo», «un sistema con equidad pero sin calidad es paternalismo», mientras que si la educación no está planteada en relación con la formación y el empleo futuros «no habría calidad ni sería equitativo».

Por su parte, Levy ha hecho hincapié en la igualdad entre los sistemas educativos de cada autonomía, pues ha considerado que el modelo territorial es válido para esta materia. Por ello, ha defendido que no puede haber «excelencia, calidad ni contenidos» diferentes en función del lugar de origen de los alumnos«.

«España no puede permitirse más tiempo estar en la cola con su sistema educativo», ha sostenido Levy tras situar a Castilla y León como ejemplo de sistema educativo y de reconocer que «no es casualidad» que la ponencia se haya presentado en Castilla y León, pues los buenos resultados en las diferentes evaluaciones conocidas en los últimos meses muestran su buen nivel.

Levy ha recalcado que el buen trabajo la propuesta de educación que elabora su partido para el Congreso Nacional de febrero es una muestra de que el PP asiste a esta cita sin intención de trasladar «líos» a los ciudadanos ni de «dar un espectáculo entre unos y otros».

Por su parte, Herrera ha querido subrayar que «es evidente» la vinculación «entre la educación y el modelo autonómico», pues ha reflexionado que «ser eficaces y tener buenos resultados» implica «ejercer la autonomía sin complicar la vida a nadie», algo que ha subrayado que se ha logrado en Castilla y León incluso en las épocas más duras de la crisis económica, cuando se ha mantenido la calidad educativa pese a contar con menos recursos.

En este sentido, ha defendido los buenos resultados de Castilla y León y pese a ello ha asegurado que su partido no quiere «apropiarse» de ellos, ya que ha apuntado que existe un importante componente «social». Entre ambos factores, el social y la gestión, ha enfatizado que se ha logrado que los alumnos tengan «los mejores» resultados de España en matemáticas, ciencias y comprensión lectora y que «el nivel económico y social» influyan cada vez menos en esos resultados.

El presidente de la Junta también ha incidido en la importancia que se da en el modelo de Castilla y León a la educación rural que, ha recordado, supone un coste por alumno un 40 por ciento mayor con respecto al de los que asisten a centros educativos urbanos.