El Norte de Castilla

La «tremenda» expansión al sur del Duero

La «tremenda» expansión al sur del Duero

  • Las explotaciones ganaderas de Ávila, Zamora y Salamanca son las más perjudicadas por el paulatino avance del lobo hacia territorios más meridionales

Las organizaciones agrarias defienden que los ataques provocados por el lobo al ganado son «inaguantables» debido a una expansión «tremenda» en los últimos años de la especie al sur del Duero. Esto ha provocado que en Castilla y León haya más lobos que en toda Europa o que en la Sierra de la Culebra zamorana se registren más ejemplares que en Francia.

«No es justo que el sector ganadero de esta comunidad tenga que soportar una cabaña de lobos que no la hay en toda Europa», defiende el presidente de Asaja en Castilla y León, Donaciano Dujo. Añade que la población es superior a lo que la comunidad puede soportar, lo que provoca daños al sector ganadero. «En Castilla y León de lobos y de animales salvajes hay un número muy superior al que la comunidad puede mantener y por lo tanto, produce daños en la ganadería, en la agricultura y en las personas».

En este sentido, el coordinador de la Alianza UPA-COAG, Aurelio González, defiende que la cifra de ataques se duplica cada dos años porque la población al norte del Duero no se ha controlado y los cupos de caza no se han cumplido ningún año y en el mejor de los casos, al 50% o 60%.

«Todos los lobos que no se han eliminado han estado criando y han hecho sus propias manadas. Llega un momento que un territorio no puede soportar más lobos y las manadas se tienen que buscar otros territorios de caza y se han ido expandiendo por toda Castilla y León. Hemos exportado lobos desde Zamora a toda Castilla y León y ahora desde Castilla y León a otras comunidades como Madrid o Cantabria», sostiene.

El coordinador regional de UCCL, Jesús Manuel González Palacín, asegura que «nadie quiere acabar con el lobo», pero que no se puede permitir que haya dos ataques cada día por una expansión que califica de tremenda.