El Norte de Castilla

El Gobierno confía en que la Conferencia de Presidentes sirva para llegar a acuerdos

fotogalería

La vicepresidenta del Gobierno y ministra de la Presidencia junto al presidente de la Junta de Castilla y León esta mañana en Valladolid. / G. VILLAMIL

  • Soraya Sáenz de Santamaría se ha reunido hoy con el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, con la reunión del próximo 17 de enero como tema principal de su encuentro

El Gobierno confía que de la Conferencia de Presidentes del 17 de enero salgan 7 u 8 acuerdos que «sean provechosos para los ciudadanos y solucionen sus problemas» en materias como financiación autonómica, despoblación, sostenibilidad de la sanidad y servicios sociales o un gran pacto por la educación.

Así lo ha trasladado en Valladolid el secretario de Estado para las Administraciones Territoriales, Roberto Bermúdez de Castro, en rueda de prensa posterior a la reunión que hoy han mantenido el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, y la vicepresidenta del Gobierno y ministra de la Presidencia, Soraya Sáenz de Santamaría.

El secretario de Estado ha afirmado que la intención del Gobierno es que ese foro, una de las cuestiones que ha centrado la reunión entre Herrera y Sáenz de Santamaría, sea «una verdadera conferencia de cooperación entre autonomías y Estado» y que haya un seguimiento de los acuerdos que se adopten.

Sobre el modelo de financiación autonómica, ha explicado que cada autonomía designará a una persona especializada en financiación, para en un periodo corto de tiempo tener definido «el campo de juego» de cada una, y con ello avanzar hacia un modelo en el que todas las autonomías «estén agusto», y se tengan en cuenta «las peculiariedades» de cada una.

«El dinero es el que es«, ha advertido el secretario de Estado, quien ha reconocido que financiación autonómica es «un sudoku» que intentarán «solucionar», sin que haya un plazo fijado para el nuevo, ni estén todavía sobre la mesa cuestiones como las cestas de impuestos y los repartos.

En esa conferencia de presidentes también se abordará la sostenibilidad de la sanidad y de los servicios sociales y «conseguir de una vez por todas un pacto educativo», en un «momento de oportunidad y de pactos», para que se consiga un modelo que sirva para cuarenta o cincuenta años, ha referido Bermúdez de Castro.

Otro de los temas que se abordará en la Conferencia de Presidentes es el de los desafíos demográficos de España, ha recordado el vicepresidente de la Junta de Castilla y León y consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, un problema que ya no es solo de unas pocas autonomías sino de toda España.

En esa línea, Castilla y León, Aragón y Baleares negocian esta semana el documento que les encargó la vicepresidenta del Gobierno sobre esos desafíos, con el fin «ser capaces de elaborar un estrategia o plan nacional» para hacer frente a esa despoblación, con «participación de todos», Gobierno, autonomías y entes locales, ha referido el vicepresidente de la Junta.

Esos desafíos «ponen en riesgo los pilares del Estado del Bienestar», ya que afecta a cuestiones como las pensiones o el sistema sanitario público, ha advertido De Santiago-Juárez, quien también ha pedido que el Gobierno se dirija a la UE en ese sentido, ya que Europa también está perdiendo población.

Herrera también ha trasladado a Sáenz de Santamaría que la atención a la dependencia se incorpore en la revisión del modelo de financiación autonómica, lo que según De Santiago-Juárez la vicepresidenta ha visto «con buenos ojos«, como ha corroborado el secretario de Estado.

De Santiago-Juárez ha reclamado un «esfuerzo para intentar alcanzar un modelo de financiación en el que todos estén cómodos», y que en el caso de Castilla y León pasa por lo marcado en su estatuto de autonomía en cuanto atención a la dispersión, baja densidad o envejecimiento, no «como cuestión identitaria», sino como factores que encarecen la prestación de los servicios públicos.

El presidente de la Junta también ha reclamado al Gobierno que las comunidades participen en ese gran pacto por la educación que se está abordando en el parlamento nacional, ya que son las autonomías las que tienen la competencia en esa materia.