El Norte de Castilla

Tudanca: «¿Si tan bueno es el sistema del Hospital de Burgos por qué no lo han usado en otros?»

Luis Tudanca, portavoz socialista en las Cortes.
Luis Tudanca, portavoz socialista en las Cortes. / R. GÓMEZ
  • El secretario del PSOE en Castilla y León pide el rescate de la concesión y que Herrera asuma «responsabilidades políticas por «la obra más escandalosa de la historia de la comunidad», con 657 millones de «sobrecoste»

Luis Tudanca, portavoz del PSOE en las Cortes y secretario general de los socialistas de Castilla y León, ha comparecido en la mañana de hoy, lunes 28 de noviembre, en la comisión parlamentaria que investiga los sobrecostes del Hospital de Burgos (HUBU). Lo ha hecho a petición del PP y ante la posición crítica de los grupos políticos de la oposición por la situación «de que el investigador comparezca como investigado» por la «insistencia» de los populares, que «han rechazado la citación de 136 personas propuestas por la oposición».

Tudanca ha asegurado que el hecho de que la Junta de Castilla y León no aplique la fórmula de concesión empleada en Burgos, para las nuevas obras hospitalarias supone el reconocimiento de que fue un error. El dirigente socialista ha reclamado al presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, que «asuma responsabilidades» por «decidir que se podía hacer negocio con la salud de los ciudadanos de Burgos y de Castilla y León» con un proceso «cargado de problemas, retrasos y sobrecostes que han convertido el Hospital de Burgos en la obra más escandalosa de la historia de nuestra comunidad».

Luis Tudanca ha remarcado que el modelo «privatizador» elegido de encargar el proyecto de edificación, equipamiento, mantenimiento y parte de la gestión durante 30 años a un grupo de empresas ha acabado en un sobrecoste de 657 millones de euros y con una infraestructura edificada «con materiales de baja calidad y defectos de construcción que hacen que una obra apenas inaugurada sufra vicios de edificio viejo».

Ese sobrecoste de 675 millones es, a juicio de Tudanca, el origen de los recortes en la atención sanitaria que sufren los ciudadanos de la comunidad, traducidos en «un aumento de las listas de espera y en que haya 2.000 profesionales menos» al servicio de los pacientes de la comunidad.

Por todo lo anterior, el portavoz del PSOE en las Cortes ha requerido «voluntad política» para revertir la situación y trabajar de inmediato en el rescate de la concesión, con el objetivo «de que el Hospital de Burgos sea público al 100%»

El portavoz del PP en la comisión de investigación, Ángel Ibáñez, ha reiterado el argumento de que «solo con este modelo (de concesión)» se habría podido construir el nuevo hospital de Burgos y que no se puede hablar de «sobrecostes, sino de sobreinversiones». Ibáñez ha apuntado que «así ha quedado demostrado» a través del estudio de la documentación y de las comparecencias que ha habido en la comisión.

Ibáñez ha acusado a Luis Tudanca de «poner palos en las ruedas» del proyecto del hospital y de «difamar» el modelo con mentiras y ha arremetido contra el socialista por llevar al Tribunal de Cuentas una denuncia sobre el proyecto que finalmente no prosperó, lo que calificó de «varapalo».

«¿Cree que está a tiempo de pedir perdón?», ha instado el procurador del PP a Luis Tudanca. «Solo faltaría que con el sobrecoste que el hospital ha supuesto para las arcas públicas fuese el portavoz de la oposición el que tuviera que pedir perdón», ha respondido el portavoz del PSOE, que ha argumentado sobre la denuncia ante el Tribunal de Cuentas, que los socialistas se limitaron a poner en conocimiento de este órgano de control de las irregularidades contables de las empresas que figuraban en el Registro Mercantil, que fue el fiscal jefe de este organismo el que valoró que los hechos podían se «constitutivos de responsabilidad contable» y que la última palabra la tuvo Margarita Mariscal de Gante, ministra de Justicia con José María Aznar, que aseguró que «las irregularidades contables habían sido posteriormente solventadas»